En lo peor de la recesión, los sueldos de los ejecutivos fueron récord en España

En el año 2.009, cuando la crisis económica global atravesó su peor momento en España, los sueldos de los altos ejecutivos de las grandes empresas españolas pasaron ese trance casi sin darse cuenta.

Un caso paradigmático es el del presidente de Martinsa Fadesa, Fernando Martín, que curiosamente se hizo famoso por llevar su empresa a la mayor suspensión de pagos de toda la historia empresarial española.

Sin embargo, Martín continúa al frente de la misma y durante el año pasado sus ingresos en carácter de sueldo fueron de 2.600.000 euros.

Y casos como éste podrían encontrarse varios en todas las áreas de la economía española, pese a la evidente caída de los beneficios de la inmensa mayoría de las empresas.

Tomando las cosas globalmente, se concluye que los 584 consejeros ejecutivos y altos directivos de las empresas que cotizan en el Ibex35 tuvieron un sueldo anual promedio en el 2.009 de casi un millón de euros, 989.000 para ser más exactos, de acuerdo a datos brindados por las propias compañías.

Es el nivel más alto que jamás haya alcanzado ese colectivo, y supone 113 veces el salario mínimo de los trabajadores españoles, frente a los 97 salarios que representaban en el año 2.005.

En el nivel más alto de la pirámide, el de los consejeros ejecutivos, la diferencia es todavía más bochornosa, pues pasó de 208 a 313 veces el salario mínimo en el mismo lapso.

En el caso de Endesa las cifras sufren una ligera distorsión, puesto que por un lado se incluyen las indemnizaciones recibidas por varios ejecutivos, pero de la misma forma no se incluyen en el cálculo las millonarias sumas de las dotaciones para pensiones.

En cualquier caso, la cifra promedio obtenida supera al millón de euros.
Pero también entre los “popes” de la pirámide hay grandes diferencias. Los 83 consejeros ejecutivos de las empresas del Ibex ganaron en promedio en el año anterior 2.700.000 euros.

Alfredo Sáenz, consejero delegado del Santander, figura a la cabeza con 10.200.000 euros. El presidente de Iberdrola, Ignacio Sánchez Galán, tuvo beneficios por 5,34 millones de euros más otros 3,05 millones adicionales como gratificación por haber obtenido los objetivos plurianuales pactados en situaciones excepcionales como la que obviamente vivió y vive el mundo.

Francisco González del Santander tuvo ingresos por 5,3 millones más 2,8 millones en acciones. Y siguen las firmas…

Evidentemente la crisis fue equitativa para todos los españoles, pero parece que para algunos fue más equitativa que para otros.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies