Los ministros de finanzas de la UE deliberan sobre cómo salvar la Unión Monetaria

Se reunieron en Bruselas los ministros de finanzas de la Unión Europea en la primera sesión del grupo especial que se creó en marzo a instancias de la Comisión Europea con la premisa de crear nuevas bases para poder hacer gobernable el sistema económico de la UE.

El objetivo primordial de estas reuniones es sacar a flote al euro de la difícil situación por la que atraviesa.

Para esto es necesario realizar un exhaustivo análisis de la crisis fiscal de Grecia y los déficits públicos casi fuera de control de otros países de la región como Portugal y España.

Es Alemania el país que lleva la voz cantante en este tema de la necesidad de crear un escudo más seguro contra posibles desfasajes en las cuentas públicas en el futuro.

Además deben revisarse los pasos a seguir después de la decisión unilateral de la administración de Ángela Merkel de “poner las apuestas en corto al descubierto”.

Los pasos que decidan seguir los ministros de finanzas de la UE son aguardados con singular y lógica expectativa por todos los mercados, no ya de la región directamente involucrada sino de todo el mundo.

Wall Street, que parece querer superarse día a día en resultados desfavorables, está muy atento a que la crisis fiscal de la Eurozona pueda cruzar el Océano Atlántico por la evidente falta de unidad de los países miembros para enfrentar y solucionar los problemas existentes y los por venir.

Hoy por hoy es prácticamente imposible predecir el comportamiento de las Bolsas europeas, que pasan de jornadas en calma y con tendencia a la subida a otras donde todo vuelve a desmoronarse y hay que empezar a remar nuevamente.

El euro continúa oscilando en alrededor de 1,25 dólares por unidad a pesar del leve repunte que experimentó cuando comenzó a circular el rumor de posibles nuevas intervenciones de las instituciones emisoras para mantenerlo a cualquier precio.

También esperan los mercados con marcada expectativa los detalles sobre el fondo de emergencia de hasta 750.000 millones de euros que pactaron el FMI y los países de la UE para salir al rescate de las naciones en problemas.

Todos hablan de ese Fondo, pero nadie sabe concretamente de dónde saldrá.

Y no es fácil mantener la credibilidad de los mercados cuando lo único que abunda son las incógnitas…

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies