La crisis de la UE no llegará con fuerza a Latinoamérica

La Unión Europea está atravesando una crisis financiera derivada en gran parte de los coletazos de la crisis económica global que se hace sentir bastante más que en otras regiones del mundo.

Latinoamérica en particular sufrirá las consecuencias de este grave problema europeo en una forma muy leve, ya que se encuentra preparada para soportar las seguras disminuciones de las inversiones europeas, la caída de las remesas provenientes del viejo continente y de las exportaciones por el evidente desequilibrio de las balanzas comerciales de los diferentes países latinoamericanos.

El hecho de que en los últimos años América Latina haya abierto en forma progresiva su comercio con el inmenso mercado asiático le juega a favor, ya que esta región también parece haber superado lo peor de la crisis, y si tiene problemas como en el caso de China, es por un crecimiento de su PIB superior al recomendable en las actuales circunstancias mundiales.

La Unión Europea llegó políticamente muy debilitada a la Cumbre del ALCUE en Madrid.

Latinoamérica está saliendo en forma global muy bien de la recesión y por eso hace apuestas para poder soportar los efectos de la crisis griega que mantiene a Europa en vilo y el gran endeudamiento público de España.

Parecen haber sido muy provechosas para todos las largas conversaciones que mantuvo el presidente del gobierno español José Luis Rodríguez Zapatero con sus colegas brasileño y argentino, Lula Da Silva y Cristina Fernández respectivamente.

Tantas crisis sufrió Latinoamérica en el pasado que ahora los gobiernos de la región aprendieron la lección, hicieron bien los deberes y sus finanzas públicas están preparadas para “aguantar lo que venga”.

Calaron hondo en el ánimo de todos las palabras del ministro de hacienda brasileño, Guido Mantega, quien aseguró que “de ninguna manera la deuda de la UE afecta el crecimiento de nuestra región, porque ahora éste está impulsado por el consumo y la demanda interna”.

La frase más contundente de lo está sucediendo en este nuevo escenario mundial quizás la dijo el Director de Análisis para Latinoamérica del Banco Santander, José Juan Ruiz, quien aseguró a los periodistas que “el crecimiento económico en este mundo ha viajado hacia el Sur, hacia los países emergentes, y América Latina está demostrando que puede ser tranquilamente la máquina de este nuevo tren de la economía global”.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies