La economía china subió casi un 12% en el primer trimestre del año

El desenvolvimiento de la economía de China sigue dando muestras de una solidez digna de todo elogio. El PIB del gigante asiático creció casi en forma inesperada un 11,9% en el primer trimestre de este 2.010, tras haber subido un 10,7% en el último trimestre del año pasado, de acuerdo a datos oficiales de la Oficina Nacional de Estadísticas, cuyo portavoz Li Xiaochao afirmó que éste es el mayor ritmo de aumento de los últimos tres años, a pesar de las consecuencias de la crisis económica global.

Este crecimiento, que transformaría a China en la segunda potencia económica del mundo en el 2.010 sobrepasando a Japón, puede traer sin embargo varios dolores de cabeza, como ser el riesgo de un sobrecalentamiento de la economía del país.

La inflación de cualquier modo se mantiene por el momento en niveles bajos no demasiado complicados de manejar, a pesar de la fuerte subida de la actividad a todo nivel.

La subida del PIB es explicable en buena medida por el efecto de los planes de estímulo del Gobierno para hacer frente a la crisis global.

La inversión pública contribuyó en casi 7% al crecimiento de la economía y el consumo interno aportó 6,2%. Las exportaciones netas cayeron un 1,2% mientras que las importaciones subieron a un ritmo algo mayor.

Las inversiones urbanas en activos fijos tuvieron una subida del 26,4% en el primer trimestre del año.

El portavoz Xiaochao advirtió sin embargo que la situación económica actual es extremadamente compleja, ya que quedan todavía por delante muchos problemas en el proceso de recuperación de la crisis.

Por lo pronto, el Gobierno tiene previsto mantener las políticas de estímulo, las que de cualquier forma serán a partir de ahora más flexibles y además se redireccionarán de acuerdo a las necesidades del momento.

Se discute en Pekín el momento adecuado para subir los tipos de interés por la evolución de los índices de precios. Debemos recordar que estos tipos de interés fueron severamente recortados en el 2.008 para luchar contra la crisis en su momento culminante.

El gran problema de China parece ser desde hace ya varios años compensar y equilibrar una economía que crece sin cesar para dar trabajo a la inmensa población y evitar que se disparen los precios a niveles inalcanzables para esa misma población.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies