Argentina y Brasil intentan disminuir las tensiones por el comercio

La titular del ministerio de Industria y Turismo de la República Argentina, Débora Giorgi, hizo declaraciones en las últimas horas en su país intentando bajar las tensiones comerciales que hay por estos días con la vecina y socia República Federativa de Brasil.

También las autoridades brasileñas hicieron lo mismo, tratando de bajar el tono hasta cierto punto amenazante que en los últimos días habían tenido las palabras cruzadas entre funcionarios de ambos países, incluso durante la visita del presidente Lula Da Silva a Buenos Aires con motivo de los festejos por el Bicentenario de la Revolución de Mayo en la Argentina.

Estas disputas entre vecinos y socios del Mercosur se deben a la presentación de una queja formal del gobierno brasileño por supuestas restricciones al ingreso de alimentos provenientes de su país al momento de cruzar la frontera con la Argentina.

Débora Giorgi aseguró que “no hay evidencia alguna del impedimento del ingreso de camiones provenientes del Brasil en la frontera común”.
Estas declaraciones fueron hechas horas después de que el propio gobierno argentino había admitido una “pelea de intereses” con Brasil.

Según la ministra argentina, ningún funcionario brasileño se había comunicado con ella ni con ningún otro integrante del gabinete de la administración central para hacer saber el descontento de Brasil con las supuestas trabas al comercio bilateral impuestas por la Argentina.

Recordó Giorgi que Brasil es el principal socio comercial de la República Argentina en el mundo, así es mal podrían tener inconvenientes los vehículos del país “hermano” para ingresar a territorio argentino.

Fue el asesor de la presidencia brasileña para Asuntos Internacionales Marco Aurelio García, quien desmintió categóricamente que su gobierno estuviese pensando en tomar represalias contra la Argentina en caso de que ésta restringiese la importación de alimentos.

Es evidente la pretensión de ambos gobiernos de bajar el tono de las disidencias, en momentos en que la presidenta argentina Cristina Fernández se encuentra en Brasil participando del III Foro de la Alianza de las Civilizaciones, que se realiza en Rió de Janeiro bajo la presidencia de Lula Da Silva.

Tanto la Unión Europea como los restantes socios del Mercosur se oponen a las eventuales trabas que estaría por poner la Argentina al ingreso de alimentos provenientes de otras naciones, socias comerciales o no.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies