La Comisión Europea pide más medidas para que los Bancos se hagan cargo de sus crisis y errores

La Comisión Europea con sede en Bruselas propuso en las últimas horas la creación de lo que denominó “una red de fondos de resolución”. Esta red estaría formada por activos de las propias entidades bancarias y financieras con el pago de una tasa preestablecida, y tendría como fin que en caso de producirse una nueva debacle como la que ocurrió y todavía se hace sentir con la crisis económica global, no sean los contribuyentes los que tengan que salir al rescate de las entidades, sino que ellas mismas, a través de este fondo, puedan superar sus eventuales nuevos problemas.

De prosperar esta iniciativa, se dejaría de lado la otra opción que había propuesto la Comisión, que era la puesta en marcha de un fondo supranacional, el que de cualquier forma es tomado como una solución con más beneficios que la red de fondos.

Lo que sí se hace evidente es que la Unión Europea está decidida a abrir varios frentes de ataque para consensuar medidas que reformen los sistemas financieros actuales y eviten futuras crisis del nivel de la actual, que desde finales del 2.008 tiene a buena parte del mundo en vilo.

La idea no es reflotar entidades en quiebra sino implementar un mecanismo para gestionar con orden la insolvencia de cualquier entidad crediticia sin que para ello haya que desestabilizar el conjunto del sistema financiero, como se vio que ocurrió esta vez cuando se salió al rescate de los bancos de los Estados Unidos al borde de la quiebra y se terminó “arruinando” todo el sistema bancario y financiero de gran parte del planeta.

Michel Barnier, el Comisario europeo de Mercado Interior y Servicios, no adelantó el funcionamiento ni la suma que precisaría esta red de fondos para poder operar con éxito, pero lo que sí aseguró enfáticamente es que la idea es que sean “los bancos y no el contribuyente quienes paguen por los bancos”.

Recordó que en esta crisis actual, los gobiernos han debido destinar hasta el 13% de los PIB de los distintos países para salir al rescate del sistema financiero. “Y eso no es definitivamente nada justo”, agregó.

Este y otros temas de importancia serán examinados a fondo en la próxima reunión del G-20 a celebrarse a fines de Junio en Toronto, Canadá.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies