Otra baja de calificación para España. Zapatero sigue a los tumbos

Nuevamente la agencia de calificación Fitch modificó su nota con respecto a España. Y otra vez la modificación fue a la baja. Este hecho se produce en el medio de un severísimo plan de ajuste que puso en práctica la administración de José Luis Rodríguez Zapatero que envuelve al país en un clima político y social bastante comprometido.

Tanto el presidente del gobierno español como el PSOE están atravesando los peores momentos de sus seis años de gobierno, con alarmas que se disparan y suenan por todas partes.

Fitch pasó la calificación de la solvencia de España de AAA al escalón inmediatamente inferior AA+.

En realidad es un hecho que, tomado en cuenta en forma aislada, no cuestiona la capacidad de pago de España con respecto a sus obligaciones.

Pero en el contexto de la situación que se está viviendo en la península ibérica, es un síntoma más que habla de la gravedad del estado del paciente, en un clima poco menos que de fin de régimen.

Como el anuncio fue hecho hace un par de días después del cierre de las Bolsas europeas, no impactó en los resultados de las mismas, aunque sí hizo bajar el Dow Jones en los Estados Unidos un 1,9%, ya que reavivó los temores de una crisis generalizada en toda Europa.

Y encima esto viene a suceder apenas un día después de que el jefe del gobierno de España salvara su plan de ajuste en el Congreso de su país por apenas un voto de diferencia.

La situación actual de España da como hacer una lista de problemas que pareciera salida de una película de Alfred Hitchcock: Las previsiones de crecimiento que dio a conocer el gobierno son literalmente negativas, acaba de comenzar una huelga en los ferrocarriles españoles, no hay forma de lograr un acuerdo entre los sindicatos y el empresariado para la reforma laboral con el fin de mayo ya superado, todos los políticos están al borde de un ataque de nervios al mejor estilo Almodóvar y la semana que recién se inicia puede resultar una seguidilla de acontecimientos de pesadillas.

En el ámbito estrictamente financiero habrá que ver con el correr de los días cómo responden los mercados, aunque ya se sabe que el Ibex cerró su peor mes desde la caída del Lehman Brothers, lo cual no es para nada un buen indicio.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies