La FAO pronostica subida de la producción de cereales en Latinoamérica

La Organización de Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO) prevé de acuerdo a sus cálculos un incremento de más del 6% en la producción global de cereales en Latinoamérica y el Caribe durante los años 2.010 y 2.011, todo esto impulsado por la recuperación económica de la región, que también fue estimada en un 4% para ese período.

Estos datos provienen de la Oficina Regional de la FAO, y hablan a las claras del promisorio futuro de toda la región latinoamericana después del embate de la crisis económica global.

Los principales impulsores del aumento en la producción de granos serán Argentina y Brasil, cuya producción conjunta tendrá un aumento estimado en el 11%.

A nivel mundial, la FAO pronostica una subida en la producción de granos de alrededor del 1,5% con respecto al año anterior, y en niveles similares a los del 2.008.

En lo que respecta a los precios internacionales de comercialización de los alimentos, éstos cayeron casi un 6% en lo que va del 2.010, lo que revierte la tendencia a la suba que venían mostrando en los últimos meses del 2.009. De cualquier forma, en los países en desarrollo estos precios continúan siendo superiores a los registrados en los meses previos al comienzo de la crisis global a fines del 2.008.

La tasa de inflación general interanual de la región latinoamericana registró en marzo pasado un nivel del 6,1%, la inflación para el sector de los alimentos fue del 6,6% y sólo Argentina y Venezuela dispararon sus precios un 13,5 y un 22,9% respectivamente.

De acuerdo a un informe del Fondo Internacional para el Desarrollo Agrícola (FIDA), las remesas en Centroamérica y el Caribe se incrementaron entre un 4 y un 11% interanual en Marzo de acuerdo al país, salvo en México donde estas mismas remesas cayeron un 7,3% en el mismo período.

Un párrafo aparte merece para la FAO la delicada situación en cuanto a la alimentación que se vive en Guatemala desde agosto del año pasado, la que se agravó en los últimos días por la erupción del volcán Pacaya y la tormenta tropical “Aghata”.

Estos cataclismos naturales produjeron graves daños a la agricultura y es por eso que se están distribuyendo fertilizantes a casi 15.000 familias campesinas con el fin de intentar salvar todo lo que se pueda de las cosechas.

Este plan de fertilización es parte del proyecto de Mecanismo Alimentario de la Unión Europea para Guatemala, por un monto de 6,2 millones de dólares en ayuda a los campesinos.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies