Tanto Hungría como la UE consideran exagerados los pronósticos sobre la quiebra húngara

Ahora es Hungría el país que está en el centro de la tormenta a raíz de los datos que se dieron a conocer sobre su situación económica.

Hace un par de días el gobierno húngaro reveló algunos aspectos actuales de su economía que volvieron a dejar a la mayoría de las bolsas europeas cerca de sus mínimos históricos y a los inversores, los demás gobiernos de la Unión Europea y todos los medios relacionados con la situación financiera europea muy preocupados por una posible bancarrota que dejaría al país en una situación todavía peor a la de Grecia.

Una misión del Fondo Monetario Internacional investiga en Budapest las cuentas del gobierno húngaro, pero tanto la Unión Europea como las propias autoridades de Hungría calificaron literalmente de “salvajemente exagerados” los temores del resto de la región, asegurando que la situación es “grave” pero que el país está “lejos de la quiebra”.

En la reunión de ministros de economía del G-20 que se llevó a cabo en Corea del Sur hace apenas unas horas, el comisario europeo para Asuntos Económicos Olli Rehn dijo que la economía húngara está en camino de recuperarse y ya durante el primer trimestre de este año exhibió señales de fortalecimiento, por lo que cualquier comentario sobre un posible default fiscal o de deuda no es más que una “lamentable exageración”.

Altos funcionarios del gobierno húngaro manifestaron que la situación en su país está consolidada y que los objetivos para reducir el alto déficit fiscal son perfectamente alcanzables.

El secretario de Estado húngaro Mihaly Varga dijo que su país necesita lo antes posible un plan de acción conjunta para lograr la reducción del déficit, que el propio ejecutivo estimó en el 3,8% del PIB nacional.

De cualquier manera Varga no perdió oportunidad, como suele suceder en estos casos, de culpar al anterior gobierno del independiente Gordon Bajnai de haber falseado los verdaderos datos de las cuentas públicas.

Este reconocimiento de la falsedad de algunos datos de la real situación de Hungría hizo que la crisis por las deudas públicas empeorara y llevó a algunos mercados europeos encabezados por el Ibex de España y al Dow Jones de los Estados Unidos a nuevos mínimos bastante preocupantes.

Una misión enviada especialmente por el FMI analiza desde el sábado las cuentas públicas de Hungría y a la brevedad prometió dar a conocer un informe sobre la verdadera situación de las finanzas de ese país de la UE.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies