Ecuador y China acuerdan construir una gigantesca central hidroeléctrica

El presidente de Ecuador Rafael Correa puso especial énfasis en las últimas horas en destacar el acuerdo que su país alcanzó con China para lograr la financiación necesaria para la construcción de la mayor central hidroeléctrica del país, la planta Coca-Codo-Sinclair.

Ya es una realidad para Ecuador la mayor inversión de la historia del país, tras recordar que la firma del tratado se llevó a cabo en China a través del ministro ecuatoriano de finanzas Patricio Rivera, por un monto crediticio de alrededor de 1.700 millones de dólares con el Eximbank del país asiático.

La nueva planta a construirse tendrá una capacidad de generación de 1.500 megavatios de potencia, lo que representa un 50% más que la mayor planta actual operando en Ecuador, la de Paute.

La administración de Correa hizo estimaciones “de mínima”, calculando que cuando esta planta entre en funcionamiento la hará ahorrar al Estado ecuatoriano no menos de 2,5 millones de dólares por día, los que ahora gasta en la compra de petróleo a Venezuela que necesitan para su funcionamiento las plantas termoeléctricas y en la importación de energía desde Colombia y Perú.

Correa mostró su entusiasmo con el acuerdo sellado con China ya que éste abrirá a su juicio la llave para muchos otros proyectos energéticos, como la hidroeléctrica Sopladora, un viejo anhelo de los gobiernos ecuatorianos que hasta ahora no había podido llevarse a cabo.

Negocia Correa con China un convenio marco por 2.000 millones de dólares, al que Ecuador podrá acudir en el momento en que se presenten nuevos proyectos energéticos.

Pero Correa no pretende quedarse sólo con esta buena nueva. En los próximos días tiene previsto poder dar otra buena noticia acerca de la construcción de un gran complejo petroquímico sobre la costa oceánica del país, proyecto que se materializará conjuntamente con la petrolera estatal de Venezuela.

Todas estas son iniciativas que, más allá de que hacía bastante tiempo que estaban en las carpetas de los futuros proyectos del Gobierno, contribuirán en gran medida a hacer frente en forma conjunta con otros países de Latinoamérica a los coletazos finales de la crisis económica global que se abatió sobre la región y el mundo todo por cerca de dos años, y que todavía hoy sigue haciendo de las suyas, sobre todo en varios países europeos.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies