Para Moody’s el final del euro no es un hecho imposible

Las piezas de este intrincado juego de dominó que es la situación fiscal de la Eurozona van cayendo como arrastradas en su caída unas por otras.

Primero fue Grecia. Después se produjo la caída de Portugal. Ahora es España quien se encuentra en una posición tambaleante.

Pero todos saben que la pieza final que de caer produciría una “hecatombe” de consecuencias imprevisibles es sustancialmente mayor e involucra a toda la región. Esa pieza es el mismísimo euro.

Moody’s afirma por vez primera que no resulta absurdo suponer que la actual situación podría desembocar en el fin de la moneda única europea, a pesar de creer también que el “proyecto euro” todavía no está totalmente acabado.

El director de deuda soberana de la agencia de calificación, Pierre Cailleteau, sostuvo con énfasis que es imprescindible que se realicen reformas de fondo en el seno de la Unión Europea y especialmente en la Eurozona, sobre todo en materia fiscal, que en principio estaban previstas para dentro de no menos de 15 ó 20 años.

Para Cailleteau la gestión europea de la crisis global es a todas luces ineficaz, ya que lo único que se logró hasta ahora es darle la razón a los escépticos que 10 años atrás planteaban los graves problemas que traería la instauración de una divisa única.

Las dos cuestiones de fondo más importantes resultan ser la falta de un fuerte respaldo político con junto para el euro, y la falta de definición para un área monetaria óptima, que por supuesto no coincide en la actualidad con el total de la Unión Europea por la falta de un Tesoro común.

Este debate pone a los mercados europeos en un estado de máxima tensión, lo que se demuestra por ejemplo en la evolución de la Bolsa de España, que se encuentra en valores mínimos de los últimos 14 meses.

Pero no es la única, ya que casi todas las Bolsas europeas están cayendo prácticamente en picada, con el pesado lastre de la crisis de la deuda pública global europea.

El euro a su vez no consigue superar la barrera de los 1,20 dólares por unidad.

Y en el extremo opuesto de la lista, el riesgo país de España, o sea el diferencial de intereses con la deuda alemana, sigue rompiendo récords día tras día y los seguros de impago de los Bancos alcanzan valores inimaginables.

Los inversores hoy en día huyen hacia la “seguridad”: el oro y el franco suizo. ¿Estarán en lo cierto?…

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies