El intercambio comercial entre Venezuela y China creció exponencialmente en los últimos diez años

De acuerdo a datos proporcionados por el ministro de Comercio de Venezuela, el Licenciado Richard Canán, el intercambio comercial entre su país y China pasó 175 millones de dólares en el año 1.999 a 8.000 millones de la misma moneda diez años más tarde, es decir el año pasado.

Esta fantástica subida en la relación comercial entre el país latinoamericano y el gigante asiático representa un 5.000% de incremento, una cifra difícil de imaginar.

La ocasión fue obviamente propicia para poner de manifiesto la actitud netamente negociadora del Gobierno “revolucionario” del presidente Hugo Chávez, al afirmar que en los 11 años que lleva en la presidencia se suscribieron 313 acuerdos comerciales y se crearon innumerables mecanismos de inversión para apuntalar la producción industrial venezolana.

Entre los mecanismos más importantes para el gobierno figura el llamado Fondo Pesado Binacional, con un capital inicial de 6.000 millones de dólares, y que ahora se expandió en gran forma con otro préstamo de China a Venezuela por 20.000 millones de dólares, que serán reembolsados por el país caribeño con petróleo, su principal producción.

Canán ya anticipó que esos 20.000 millones de dólares se van a orientar principalmente al desarrollo industrial de Venezuela, tanto en la construcción de nuevas industrias como en la expansión y modernización de las ya existentes.

Esto será posible además por la creciente transferencia tecnológica que desde hace ya varios años China está efectuando a Venezuela, lo que permitirá la puesta en marcha a corto plazo de las innovaciones chinas en territorio venezolano.

Además Venezuela adquirió gran cantidad de bienes de consumo de origen asiático que serán derivados directamente y casi sin costo a los estratos sociales más necesitados.

Entre los proyectos que ya se desarrollaron en la cada vez más afianzada alianza chino-venezolana figura el satélite Simón Bolívar, que en octubre del 2.008 fue fabricado y puesto en órbita por China por pedido de los venezolanos con un costo total de más de 240 millones de dólares.

También se produjo la construcción de 20.000 viviendas sociales en varias regiones venezolanas, se instalaron varias fábricas de telefonía celular y está proyectada construcción de un nuevo ramal ferroviario.

En contrapartida, Venezuela sólo envía a China ni más ni menos que petróleo, algo que al país de Latinoamérica le sobra y que la inmensa población china necesita cada vez más.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies