A pesar de la crisis, el comercio en Brasil aumentó empleos y salarios durante 2.008 y 2.009

Los últimos y definitivos datos que se han dado a conocer por intermedio del IBGE, ente oficial que depende de la administración de Lula Da Silva, sobre la evolución del sector comercial de Brasil durante la parte final del 2.008 y todo el 2.009, es decir la época que en Latinoamérica y buena parte del mundo coincide con el momento más álgido de la crisis económica global, indican que el comercio en la primera potencia de América Latina subió en un 8,5% su cantidad de empleados y en casi un 19% el valor de su nómina en ese período con respecto al 2.007, cuando todavía la crisis no había irrumpido en el escenario mundial.

La crisis no pudo impedir que Brasil terminara 2.008 con casi un millón y medio de comercios, un 7,5% más que en el 2.007 y con una dotación de empleos de 8.200.000 personas, un 8,5% más que el año anterior.

Tampoco la crisis fue un obstáculo para que los comerciantes subieran en promedio sus ingresos un 21% de acuerdo al Estudio Anual de Comercios del IBGE.

Favio Carvalho, el responsable de los informes del sector financiero del Instituto, afirma que “la crisis comenzó a reflejarse en setiembre de 2.008 y analizando los resultados del estudio, la impresión es que en los meses siguientes y durante el 2.009 es que no tuvo impacto en el sector comercial como un todo, sino de manera puntual y en un grado bastante leve si lo comparamos a lo que ocurrió por ejemplo en la Eurozona.

Indica el estudio además que la economía se expandió y hubo crecimiento en todos los indicadores del sector comercial.

El sector que mostró un mejor comportamiento entre el 2.007 y mediados del 2.009 fue el del comercio de automóviles y sus industrias derivadas, como las de autopartes, cuyos ingresos se incrementaron un 21,8%, su nómina un 21,7% y sus empleados un 12,1%.

En lo que respecta al momento actual, Carvalho indicó que el comercio sigue subiendo en los últimos meses gracias a la mejoría en la renta de los trabajadores, a la caída del desempleo y a la expansión de la oferta de crédito.

También destaca Carvalho el excelente resultado que dieron en medio de la crisis los incentivos a la producción y al consumo que articuló el Gobierno central con las distintas regiones brasileñas, de forma tal de minimizar al máximo los efectos negativos provenientes sobre todo del continente europeo.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies