Continúan las protestas y los problemas en Grecia

Los pobres habitantes de Grecia parecería que están empecinados en tener problemas, y de los grandes…

Decenas de miles de pasajeros y turistas de todo el mundo se vieron afectados el miércoles 23 por la huelga de todos los servicios de ferrocarril y en el puerto ateniense de El Pireo. Esta nueva medida de fuerza de una larga cadena de protestas que ya se realizaron fue llevada adelante en protesta por la terriblemente controvertida reforma laboral y los cambios en el sistema de pensiones griego.

Ya el gobierno tuvo que anunciar que abonará a los turistas los costes extras de estadía y regreso a sus hogares fuera de los tiempos predeterminados y por efectos de las distintas huelgas, como por ejemplo la de pilotos de líneas aéreas, que afectan hoy en día al país helénico.

Amén de la crisis económica global que afectó a prácticamente todo el mundo, Grecia comenzó a sufrir desde principios del 2.010 una crisis interna que afectó principalmente al sector turístico, que representa alrededor del 20% de la renta total del país, lo que produjo un recorte de no menos del 10% de las reservas gubernamentales.

Cuando todavía se habla de la huelga de hace apenas 48 horas, ya se anunciaron nuevas medidas de fuerza para el próximo 29 de este mes.

La situación en el puerto ateniense se volvió muy tensa el pasado 23, cuando la medida fue declarada ilegal por un tribunal de Atenas y fue la capitanía del puerto quien tuvo que pedir la colaboración de las autoridades policiales para mantener la calma ante la preocupante situación que se produjo entre los viajeros que intentaban abordar los barcos y los manifestantes que se los impedían.

Tampoco los dueños de las varias compañías navieras que hacen el trayecto entre las famosas islas griegas y el continente estaban muy contentos, ya que argumentaban que “si no trabajamos ahora, en plena temporada estival, entonces qué será de nosotros en el invierno que inexorablemente se aproxima”.

Tampoco los trenes y el servicio de transporte automotor se salvan de las medidas de protesta y realizan paros escalonados de tres horas de duración.

El sindicato PAME organizó ese día una manifestación en el centro de Atenas y en casi 50 ciudades del interior de Grecia como protesta ante los cambios en las leyes laborales que estudia poner en práctica a la brevedad el ejecutivo griego.

La situación social en Grecia lejos de tranquilizarse se está complicando cada día más, lo que dificulta en gran forma los intentos del gobierno por salir de la penosa situación económico-financiera en la que está inmerso.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies