En Brasil el gasto de los pobres y los más ricos tiene grandes diferencias

Brasil es un país de Latinoamérica que más allá del impresionante crecimiento de las últimas décadas y el impacto de la crisis económica global que desde fines del 2.008 viene azotando a casi todo el mundo, siempre se caracterizó por una marcada diferencia entre los ingresos de las clases más pobres y las clases más ricas.

El gasto promedio de cada brasileño perteneciente al 10% de las familias con mayores ingresos del país supera casi 10 veces al de aquél que pertenece al 40% de las familias más pobres, con lo que se confirman las todavía grandes desigualdades que persisten en esta importante nación latinoamericana, una de las principales naciones emergentes del mundo.

De acuerdo a un informe del Instituto Brasileño de Geografía y Estadísticas (IBGE) el gasto promedio per cápita de la población más rica llega al cambio actual a unos 1.607 dólares por mes, mientras que el de los más pobres no supera los 168 dólares mensuales. Debemos hacer hincapié en que estos datos corresponden a investigaciones realizadas con los Presupuestos Familiares en el año 2.009.

Pero a través del tiempo se puede observar que esta diferencia de ingresos no varió mucho, ya que un estudio similar que se realizó entre 2.002 y 2.003 arrojó como resultado que la diferencia entre los ingresos y gastos de ambos extremos de la escala social brasileña era de 10,1 veces.

Otro dato significativo es aquél que muestra que las familias que viven en los centros urbanos gastan 10,3 veces más que las familias que viven en áreas rurales.

Por nivel de estudios, los brasileños con 11 ó más años de estudio tienen un gasto mensual promedio un 207% a aquéllos con menos de un año de educación. Pero esta diferencia se fue achicando con el correr de los años, ya que en el estudio 2.002-2.003 era del 400%.

Para el IBGE, casi el 70% de las familias brasileñas con menores ingresos tenían el año pasado gastos superiores a los ingresos familiares. En el período 2.002-2.003 era del 86%, lo que indicaría una subida de la renta del pueblo brasileño con menores recursos en los últimos años.

Si tomamos un promedio global de la población de Brasil, una familia brasileña tiene hoy un gasto promedio mensual de 1.484 dólares, mientras que su ingreso medio para ese mismo lapso es de 1.562 dólares.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies