En Ecuador se autorizó un nuevo sistema de compensación monetaria

El Directorio del Banco Central de Ecuador (BCE) aprobó hace apenas unas horas en el transcurso de una sesión extraordinaria una regulación por la que se autoriza la puesta en marcha del Sistema Unitario de Compensación Regional de pagos (SUCRE), para las operaciones que se lleven a cabo con los países integrantes del ALBA.

Esto sucede varias semanas después de que la Asamblea Legislativa ecuatoriana aprobara el Tratado Constitutivo del mecanismo financiero que auspició la Alianza Bolivariana para las Américas (ALBA), que está integrada por 8 naciones de Latinoamérica, entre ellas Ecuador, Venezuela, Bolivia y Cuba.

El BCE señaló en un comunicado oficial que se está en presencia de “un sistema comercial alternativo entre los Bancos Centrales de los países miembros del ALBA, de forma tal de simplificar pagos y cobros usando la nueva Unidad de Cuenta “Sucre” para las operaciones de comercio exterior entre las naciones del bloque latinoamericano en cuestión.

A diferencia de los mecanismos convencionales de compensación, el BCE afirmó que el Sucre permite la canalización de las operaciones y la liquidación de los pagos exclusivamente entre los Bancos Centrales de los países.

La unidad de cuenta no será una moneda física ni va a reemplazar al dólar, que fue adoptado por Ecuador en el año 2.000 ni a las monedas locales de los otros países miembros del ALBA.

Este nuevo sistema regulatorio permitirá, en estos tiempos de crisis económica globalizada, incorporar a las instituciones públicas y privadas controladas por la Superintendencia de Bancos y Seguros y también a las Cooperativas de Ahorro y Crédito que están bajo la órbita del Ministerio de Inclusión Económica y Social. Estas instituciones deberán tener una cuenta corriente activa en el Banco Central de Ecuador.

Una vez regularizados los requisitos, las entidades podrán comenzar a realizar operaciones de comercio exterior a través del “Sucre”, con lo cual según las autoridades en Ecuador se fortalecerá la dolarización, al reducirse la salida de esa moneda para el pago de transacciones con los países del ALBA.

Para todo lo concerniente al nuevo sistema de compensación de pagos habrá un organismo máximo que será el Consejo Monetario Regional, el que dictará políticas, normas y medidas para su normal funcionamiento, así como también dirimirá eventuales diferendos comerciales entre las naciones.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies