La comunidad caribeña debe luchar y permanecer unida contra la crisis

Desde el comienzo de la crisis económica global, le recesión a nivel internacional que se produjo afectó gravemente a vastas zonas del mundo, siendo una de ellas especialmente la Comunidad del Caribe (Caricom).

Esto dificulta seriamente la integración de esa región, pero los líderes de las naciones caribeñas han sostenido en más de una ocasión la necesidad de permanecer unidos para hacer frente a la tempestad económica que las afecta.

De hecho reafirmaron varias veces la inquebrantable decisión de ayudar a la devastada Haití, quien está luchando literalmente a brazo partido para no “desaparecer” después del terrible terremoto que asoló la isla.

Se realizó hace pocos días en Montego Bay, en la costa noroeste de Jamaica, la 31º Cumbre de Caricom, y allí se examinó detalladamente la situación económica y financiera de toda la región.

Bruce Golding, el presidente de la comunidad, sostuvo que “todas las economías de la región fueron severamente castigadas por la recesión internacional, y Caricom no tiene los recursos financieros como para implementar paquetes de estímulos que puedan reflotar las economías nacionales”.

Las economías del Caribe están todas en una situación crítica, a la deriva y sin poder hacer frente a las tormentas que se derivan en todas partes de la crisis mundial.

Golding, quien es el primer ministro de Jamaica, admitió que la desaceleración económica mundial había afectado hasta el punto de casi hacerlos desaparecer varias de los logros que se habían obtenido en su momento en la carrera por afirmar las metas de desarrollo del milenio, tal como había planteado la Organización de las Naciones Unidas.

“La economía mundial probablemente no vuelva a ser la misma cuando la recesión pase, y su nuevo escenario muy posiblemente no será favorable para las economías pequeñas y abiertas como son las caribeñas”.

El panorama no es por cierto el más alentador para toda la zona del Caribe, pero Golding expresó su ferviente deseo de que los países miembros de la comunidad puedan remontar la difícil situación y que Caricom siga siendo una alternativa válida para la integración regional.

Para Edwin Carrington, el Secretario General de Caricom, la lección fundamental que debe quedar de estos tiempos por demás difíciles es la referida a mantener una cohesión lo más firme posible para navegar por las turbulentas aguas de la crisis internacional.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies