Las filiales extranjeras son más difíciles de abrir en Latinoamérica

De acuerdo a un nuevo estudio del Banco Mundial, Latinoamérica es en la actualidad la región del mundo donde más se tarda en abrir una filial de una empresa extranjera.

El tiempo promedio que debe invertirse para su apertura es de 74 días, frente a los 42 días que da el promedio a nivel global.

Sectores como el transporte y las telecomunicaciones están en la región de América Latina ente los más protegidos del mundo, mientras que otros como por ejemplo el del turismo son mucho más receptivos a la inversión del extranjero.

Este primer informe sobre el tema del BM, que se denomina “inversiones que cruzan fronteras” ofrece una serie muy interesante de datos sobre leyes y regulaciones que afectan la inversión de capitales extranjeros en la gran mayoría de los países latinoamericanos, incluyendo además datos de 87 naciones de todo el mundo.

Este trabajo brinda información analizando cuatro ítems diferentes de singular importancia: restricciones por sector al capital extranjero, comienzo de un negocio con capital foráneo, acceso y costo de inmuebles y terreno para uso industrial y regímenes vigentes de arbitraje comercial en caso de ser necesario.

El director responsable de este informe del BM es Peter Kusek, y en declaraciones a la prensa internacional explicó que Latinoamérica y el Caribe son las regiones en las que más tiempo se tarda en abrir una empresa del propio país, con lo cual en caso de tratarse de una filial extranjera el panorama se complica todavía más.

Recordó, en el otro extremo del espectro, el caso de varios países en el mundo donde se puede llegar a abrir un nuevo negocio en una semana.

De los 14 países de la región latinoamericana que fueron analizados, entre los más lentos a la hora de establecer una nueva empresa encontramos a Haití, Venezuela y Brasil con un promedio de 212, 179 y 166 días respectivamente.

En el otro extremo se encuentra Chile, donde un nuevo emprendimiento puede llegar a estar en marcha en una media de tan solo 29 días.

Al parecer ni los efectos de la crisis económica global lograron que la mayoría de las naciones de Latinoamérica retraigan algo los requisitos necesarios para la entrada de capitales extranjeros a sus territorios.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies