La empresa española de viajes Marsans presenta un ERE que afectará más de la mitad de su plantilla

La empresa de Viajes Marsans concretó el 16 de julio pasado un Expediente de Regulación de Empleo (ERE) que va a afectar a casi 950 trabajadores de los 1.445 con los que cuenta en la actualidad la compañía, lo cual implica que va a prescindir de un 65% de su plantilla de empleados.

El ERE ya había sido anunciado y fue presentado oficialmente por los representantes legales de la empresa por ante el Juzgado en lo Mercantil número 12 de Madrid.

Ayer lunes 19 los directivos de la compañía se reunieron con los representantes de los trabajadores para ponerlos al tanto de la situación y darle forma a la mesa negociadora que se encargará de manejar el complejo proceso que seguramente tienen las partes por delante.

El hecho de haber formalizado el ERE fue calificado como positivo por la compañía, ya que de acuerdo a sus propias manifestaciones la situación actual era literalmente “insostenible”.

El negocio ya tiene un nuevo dueño, Posibilitum Business, que ante el cariz que están tomando los acontecimientos salió a declarar y recordar que la viabilidad de la nueva sociedad pasa fundamentalmente “por recuperar el trabajo comercial y activar, a la par que delinear un estricto programa de ajuste de costes y reestructurar una plantilla hoy sobredimensionada que se adecue a la capacidad productiva de la empresa y las condiciones vigentes en el mercado en la actualidad, de las que depende el nivel de ingresos”.

También deberán ser vendidos activos no estratégicos de forma tal de acrecentar la liquidez de la empresa y permitirle así que continúe con las operaciones comerciales.

En la fecha antes mencionada los empleados comenzaron a cobrar algo más de 500 euros por persona, que corresponden a sus sueldos del mes de junio, después de que la administración concursal aprobase el reparto de medio millón de euros en forma proporcional entre toda la plantilla.

Una vez que Posibilitum hubo comprado la empresa que pertenecía a los empresarios Díaz Ferrán y Pascual, los nuevos propietarios aseguraron que su intención era la de realizar un ERE a todas las empresas del grupo Marsans, o sea que además de Viajes Marsans se involucraría también a Tiempo Libre Mundicolor, Rural Tours y Crisol, con lo que se verían afectados unos 1.300 trabajadores, el 65% del total de empleados del grupo.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies