Para Sanguinetti, Iberoamérica vivió “los mejores cinco años de su historia”

El ex presidente de Uruguay entre los año 2.003 y 2.008 Julio María Sanguinetti afirmó en España que Latinoamérica vivió durante el período que duró su presidencia “los cinco mejores años” de su historia en cuanto a la faz económica, asegurando que durante ese lapso solo algunas regiones de Asia tal vez la superaron en el ránking de las zonas del mundo con mayor crecimiento.

Estas declaraciones de Sanguinetti fueron hechas durante la conferencia con la que abrió un Seminario sobre Iberoamérica en la Universidad Internacional Menéndez Pelayo de Santander.

Para el ex mandatario la razón fundamental de este crecimiento estuvo dada en el hecho de que, sobre todo en ese período, las materias primas de las que abundan en América Latina tuvieron una gran importancia y valor a nivel internacional. De esa forma las naciones latinoamericanas pudieron frenar el notable desfasaje que tenían sus balanzas comerciales con respecto a las de muchos otros países del mundo, especialmente de la Eurozona.

Las materias primas cobraron un valor hasta entonces desconocido porque China, devenida en una potencia mundial emergente, se transformó por su inmensa población y sus nacientes industrias en un Estado demandante de todo tipo de insumos, alimenticios o no, para satisfacer su creciente demanda de prácticamente “cualquier materia prima”.

Por otra parte, según Sanguinetti los Estados Unidos impulsaron su productividad basada en los avances científicos y tecnológicos, y esto también colaboró para el incremento de la riqueza en toda la región latinoamericana.

Este “sentimiento de euforia” que se vivió en buena parte de América Latina dio origen a la aparición de la tristemente famosa burbuja inmobiliaria, aunque este hecho fue de mucha menor magnitud que en los Estados Unidos y buena parte de la Eurozona, en donde sembró la semilla de la crisis económica global que hizo irrupción en el mundo a fines del 2.008.

De cualquier manera Sanguinetti opina que pese al buen momento que en general está viviendo el continente latinoamericano, “hay que ser modestos, prudentes y cautos porque los ciclos económicos que cada tanto frenan el crecimiento y el optimismo existen y seguirán existiendo”.

Como ejemplo puso el caso del Mercosur, que a su juicio en estos momentos “está estancado” y hará falta de la iniciativa y las buenas ideas de los gobiernos que lo conforman para poder llevarlo nuevamente al ritmo de crecimiento que tuvo hasta hace poco.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies