El Banco de España obligaría a la CAM a fusionarse con Cajastur

Hace pocos días el Banco de España le dejó en claro a las autoridades de Caja Mediterráneo (CAM) que no tiene otra opción que la de continuar con la fusión pactada a fines de mayo pasado con Cajastur.

Y el plazo que les dio para llevar a cabo esta fusión vence el próximo 24 de julio, es decir dentro de un par de días.

El ente supervisor incluso amenazó en forma vedada con retirar de sus cargos a los directivos de la entidad sin intervenir la misma, de acuerdo a trascendidos que circularon en diversos medios financieros de España.

Recordó también el Banco de España que la Unión Europea le concede poderes sobre los ejecutivos de la entidad, los que no tienen marcha atrás.

“Si la Caja decide seguir en solitario, no recibirá ninguna ayuda de nosotros”, declararon funcionarios del ente supervisor español.

Lo concreto es que apenas 45 días después de que Cajastur, Caja Mediterráneo, Caja Cantabria y Caja Extremadura anunciaron un pacto de fusión por el cual se creaba la tercera Caja de ahorros de España por monto de divisas a través de una fusión fría, el acuerdo parece ahora estar agonizando.

Ya Cajastur dio por roto el pacto para proceder a constituir un SIP (Sistema Institucional de Protección) ante la negativa de la CAM para que los poderes del nuevo Consejero Delegado, que estaba previsto fuera el presidente de la entidad asturiana, fuesen irrevocables.

El Banco de España convocó a los directivos de las cuatro Cajas para intentar zanjar las diferencias, sin resultado positivo por el momento.

El portavoz oficial de la Caja asturiana salió a declarar en tono de enojo que “los contratos de acuerdo se aprueban o se rechazan en su totalidad, no por partes como pretenden hacer los directivos de la CAM”.

Así salía al cruce al hecho de que el Consejo de la CAM había ratificado su firme decisión de formar un SIP con las otras entidades, para después declarar que no estaba de acuerdo en la delegación de las facultades en el Consejero Delegado elegido para tal fin.

Para la CAM la soberanía la soberanía que ceden las Cajas debe ser recibida y administrada por el Consejo de Administración del Banco de España, y a través de él delegarse al Consejero Delegado.

Recordemos que en caso de que la fractura no tuviese retorno, se verían afectados los casi 1.500 millones de euros concedidos por el FROB para financiar la operación.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies