La ONU insiste en pronosticar bonanza para Latinoamérica

Los últimos días fueron de buenas noticias para Latinoamérica y el Caribe, ya que entre otras cosas la Organización de las Naciones Unidas (ONU) a través de su Secretario General Ban Ki-moon pronosticaron para ambas regiones un crecimiento por encima del 4% para el año que está transcurriendo, a la par de que se acrecientan las posibilidades de que las cifras de empleo muestren evidentes signos de mejoría en lo que resta del 2.010.

La información, que a pesar de la todavía difícil situación que se continúa viviendo en varios países de la región por efectos de la crisis económica global debería alegrar a los más de 520 millones de personas que habitan suelo centro y sudamericano, puntualiza que el líder en el crecimiento será a no dudarlo Brasil, con una subida de su PIB de alrededor del 5,8% este año y 5,6% el próximo.

El Producto Interno Bruto del resto de Sudamérica tendrá una subida de entre 4,5 y 4,6% para el período en cuestión.

Las naciones caribeñas, en tanto, serán las que experimenten un crecimiento menor de sus economías, con alrededor del 2,1% para la región en este año y probablemente un 3% el 2.011.

Todos estos valores de crecimiento, aún los de menor magnitud, estarán por encima de los estimados para Europa, que rondará el 1%, y de los Estados Unidos, que difícilmente alcance el 2,8%.

México y Centroamérica esperan un crecimiento del 3,4% este año para después caer en el 2.011 hasta el 2,8%.

En lo que respecta a las previsiones para los países industrializados, la expectativa global es de un crecimiento conjunto del 1,2% este año, con un 1,3% para Japón y un modesto 1% para el conjunto de la Unión Europea.

Pero si la economía no se toma por regiones sino a nivel mundial, el informe de la ONU sostiene que en el 2.010 los índices económicos volverán a ser de signo positivo después de la caída del 2% del año pasado. De cualquier forma la recuperación será muy lenta y sumamente irregular.

El empleo, la deuda pública y las reservas de divisas serán sin dudas los puntos más débiles de todo el proceso de recuperación, y habrá que trabajar mucho en ellos para lograr los objetivos que se fijaron la mayoría de los gobiernos.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies