La crisis sigue favoreciendo la falsificación de euros, pero menos que antes

En el curso del primer semestre del año 2.011 se retiraron de la circulación 387.000 billetes falsos de euros.

Aunque a primera vista pueda parecer muy alta, resulta ser un 13% menor si se la compara con la cantidad que las autoridades incautaron el semestre inmediatamente anterior.

Obviamente es todavía mucho menor si se la compara con el número de billetes auténticos en circulación, que subió en 13.200 millones de euros en lo que va de este año.

Estas cifras oficiales fueron dadas a conocer por el Banco Central Europeo (BCE) y parecen indicar, entre otras cosas, que la crisis económica continúa agudizando el ingenio de la gente, aunque no precisamente para bien.

Así se explica que desde fines del año 2.007 se haya producido una subida semestre a semestre del número de falsificaciones.

Esto se revirtió por primera vez en este año 2.010, cuando la confianza de los mercados y la gente, aunque con altibajos, parece ir ganando terreno al verse como más probable una salida cierta de la recesión.

A pesar de esta situación de “mejoría” en cuanto al número de falsificaciones, el BCE sigue emitiendo todo tipo de recomendaciones para evitar este tipo de fraudes y le solicita a la ciudadanía que se mantenga muy alerta al respecto.

Ante cualquier sospecha no debe dudarse en comparar el billete supuestamente falso con otro que se sepa a ciencia cierta que es “verdadero” y de confirmarse las sospechas se debe acudir a la autoridad policial más cercana y en lo posible hacer saberla novedad al Banco Central Nacional del país que corresponda.

Las autoridades alertaron a la población de la Eurozona que en la lista de los billetes más falsificados continúan a la cabeza los de 20 y 50€, con un 41,5% y 42,5% del total de falsificaciones respectivamente.

En el último semestre la proporción de billetes de 20€ falsos cayó significativamente frente a la subida de la cantidad de 50€.

En tercer lugar aparecen los billetes falsos de 100€, aunque en un porcentaje mucho menor, un 12% del total, y el resto de las denominaciones no parecen ser falsificadas en proporciones que resulten significativas.

Finalmente se detectó que más del 98% de las falsificaciones provienen de países de la zona euro, un 1% de países miembros que no tienen la moneda común, y el porcentaje restante, menos del 1%, de países de otras regiones del mundo.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies