Los pronósticos turísticos para el verano no son los mejores

Exceltur, el principal lobby turístico de España, no pronostica de ninguna manera una buena temporada turística para el verano que ya tenemos encima.

Su vicepresidente y cabeza visible del grupo, José Luis Zoreda, resumía la situación con un cuadro realmente preocupante.

A la recesión que técnicamente no se ha vuelto a declarar en España pero que todos sienten presente se le suma una recuperación a un cuarto de máquina frente a la temporada del 2.009 que fue realmente terrible.

Lo concreto es que al parecer cualquier previsión mejora la temporada anterior, de una pobreza sin precedentes en cuanto a movimiento del sector turístico en España.

Para Zoreda la mayor carga impositiva con que se ha gravado al sector, los precios “más que tristes” que debieron implementarse para intentar darle algo de movimiento a la demanda turística y todos los demás factores que se desprenden de la crisis económica que todavía se niega a abandonar a los españoles, hace que las perspectivas no sean para nada alentadoras.

Esperan en Exceltur que este verano europeo haya movimientos turísticos con presupuestos más que contenidos, sin subir ni un euro el gasto mínimo de los veraneantes en el destino elegido ni elevar tampoco la rentabilidad empresarial del sector.

Por otra parte ya es “cosa juzgada” para el sector turístico que la temporada estival de ninguna forma va a compensar las pérdidas que tuvo el sector en los dos trimestres anteriores, en los cuales hasta las erupciones volcánicas conspiraron para que el traslado de turistas de un lugar a otro dentro de España o en viajes internacionales se viera frustrada en parte.

De cualquier manera los datos obtenidos en el segundo trimestre “mejoraron” algo los del primer trimestre, al pasar del -0,9% del PIB turístico en enero/marzo al -0,2% en el período abril/junio.

La afluencia de turistas extranjeros, siempre importante y muy bien recibida en España se mantuvo en un delicado equilibrio entre ambos trimestres, habiendo mejorado algo la demanda interna española, la que por fin se situó en números verdes después de varios trimestres en rojo.

Pero recalca Zoreda que todavía se está lejos de poder compensar las fuertes caídas del 2.009.

Como reflejo de la llamada “eurocrisis”, la llegada de los principales emisores de turistas hacia España, Alemania y el Reino Unido, cayó respectivamente un 133 y un 76%.

En contrapartida, los estadounidenses subieron sus visitas a territorio español hasta un 174%.

La crisis, lejos de finalizar, continúa. Habrá que ver sobre la marcha cómo se la va combatiendo en el campo de batalla del turismo.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies