El crecimiento en los Estados Unidos se está frenando

En el segundo trimestre del 2.010 la actividad económica de los Estados Unidos volvió a mostrar signos de estancamiento, ya que su Producto Interno Bruto (PIB) creció apenas un 2,4% en tasa anualizada, bastante por debajo del ritmo que venía experimentando en los últimos meses, y dejando al PBI intertrimestral por debajo del 0,5%.

Este crecimiento, muy por debajo de las expectativas, hará difícil poder hacerle frente a los más grandes problemas que se le presentan a la sociedad estadounidense a corto y mediano plazo: el alto índice de paro y la gran inestabilidad de las cuentas públicas.

El consumo interno es el responsable de dos terceras partes de la economía del país y creció apenas un 1,6% en el último trimestre.

Según datos del Departamento de Comercio revelados por Timothy Geithner, el Secretario del Tesoro norteamericano, las cifras son más del 1% inferiores a las obtenidas en el primer trimestre, y ya están muy lejanas al 5,6% de subida del PIB obtenido en el último trimestre del año pasado.

A pesar de las malas nuevas, Geithner descartó de plano que vaya a producirse una recaída en la economía como la que se vivió después de que comenzase la recuperación post Gran Depresión de la década del treinta.

La realidad es que se están materializando las proyecciones que hizo en su momento Wall Street, y que no eran tan alentadoras como las que pregonaban las autoridades de la administración de Barack Obama.

Con respecto a lo sucedido en los tres últimos años, se dieron a conocer las cifras corregidas definitivas, las que indican que en el 2.009 la contracción económica fue superior a la informada en su momento, con una caída del PIB del 2,6%.

Para el 2.008 los números también se corrigieron a la baja, ya que en su momento se informó un crecimiento del 0,4% y ahora se habla de un PIB sin variaciones, y en el 2.007 ahora se informa una subida del PIB del 1,9% en lugar del 2,1% original.

Teniendo en cuenta todo el período diciembre del 2.007 y junio del 2.009, la economía se recortó un 4,1%.

Pero como comentábamos antes, el dato más preocupante es la caída del consumo interno que creció apenas un 1,6%, un 0,3% menos que en el período enero/marzo de este año. Y de estas cifras depende, como decíamos, casi el 70% de la economía de los Estados Unidos.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies