El paro marca cifras récord a pesar de que el empleo sube por vez primera en casi dos años

Llegó el verano europeo en el segundo trimestre del año y con él la época en que se producen muchas contrataciones para poder hacer frente a la temporada turística.

Es por ello que España volvió a crear empleo neto después de dos años de que esto no sucediese.

Pero a pesar de esta situación propicia para el panorama laboral, el paro continúa en subida.

Los desempleados aumentaron casi 33.000 personas hasta ubicarse en 4.645.500. Y como el número de españoles que buscan empleo superó a la oferta laboral, la tasa de paro se situó en el 20%.

Para peor, la inmensa mayoría de los nuevos empleos es temporal y acabará al finalizar la temporada estival.

La recesión es un término abstracto que se desencadena después de dos trimestres seguidos con el PIB a la baja. Pero para la población la única verdad posible es la creación de empleos, y según datos del INE dados a conocer al día siguiente de aprobarse la reforma laboral, el panorama en cuanto al trabajo tendería a estabilizarse pero a un ritmo demasiado lento y peligroso.

La subida del empleo se circunscribe a los hombres y es sólo en carácter trimestral, porque en tasa interanual el número de ocupados cayó prácticamente 470.000 personas.

Por todo ello la tasa de parados se plantó en 20,09%, una cifra que el presidente Rodríguez Zapatero calificó de “inadmisiblemente alta”.
Entre los extranjeros tampoco creció el nivel de actividad por la estructura de edad de este segmento de la población.

El ex secretario general de Empleo Valeriano Gómez calificó como positivo el hecho de que suba el número de personas activas, porque según él esto significa “que está bajando el efecto desánimo en la búsqueda de empleo”.

Sin embargo coincidió con todos los especialistas en que los últimos datos dados a conocer no son precisamente como para entusiasmarse demasiado.

El aumento de la población activa es un buen síntoma muy relativo. Una señal de alarma como para tener en cuenta es el número de parados de larga duración, ya que casi el 45% de los desempleados lleva ya un año o más sin encontrar trabajo, cuando ese porcentaje era del 28% hace exactamente doce meses.

El presidente de la Asociación de Grandes Empresas de Trabajo Temporal Francisco Aranda afirmó que “es sorprendente que la creación de empleo en esta época siempre fértil laboralmente haya sido escasa y no pudiese absorber a todos los activos que se sumaron a la búsqueda de trabajo”.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies