Por la subida de confianza baja bastante el coste de emitir deuda de España

El pasado jueves 5 el Tesoro Público de España volvió a cumplir sus objetivos y realizó una emisión de 3.500 millones de euros en bonos de deuda a tres años.

Pero más alá de que esto demuestra que la demanda de bonos españoles se mantiene, lo más notable es el fuerte recorte que se observa en el precio que le cuesta al gobierno español acudir al mercado internacional para financiarse. Ya van con ésta tres subastas consecutivas a la baja, y para el Ministerio de Economía el resultado ha vuelto a ser considerado como “muy positivo”, ya que confirma el interés de los inversores por la deuda del país.

En toda esta operatoria es fundamental la recuperación de la confianza que poco a poco muestran los mercados y que va a la par de la puesta en marcha de las medidas de austeridad que poco a poco va implementando el gobierno y además de la publicación de las pruebas de estrés de las instituciones financieras europeas, que dejan a las españolas bastante bien paradas.

La ecuación es simple: a más confianza, menos riesgo. Y con un riesgo menor es también menor el dinero que hay que poner en juego para convencer a los eventuales compradores.

Por otro lado la del jueves 5 fue la primera rebaja en deuda a medio plazo, porque hasta ese día la mejora sólo había sido observada por los mercados en las Letras a 3, 6, 12 y 18 meses.

Ahora las autoridades son mucho más optimistas y ven probable una muy buena aceptación de una próxima emisión de obligaciones a un plazo superior a los cinco años que está prevista para el 19 de agosto.
Antes habrá otra emisión de deuda a corto plazo, 12 y 18 meses, que se efectuará el día 17 de este mes.

Como una muestra más de la subida de confianza de los inversores acerca de la situación financiera española podemos ver que en la subasta del jueves 5 el tipo medio que se manejó fue del 2,276%, mientras que en la última operación de colocación de títulos a tres años llevada a cabo el 10 de junio los tipos obtenidos fueron del 3,317%.

En junio pasado los mercados de deuda pasaban por uno de los peores momentos de la crisis y la prima de riesgo española marcaba un máximo de 221 puntos básicos.

Al día de hoy ese indicador que se establece midiendo el diferencial entre los bonos españoles y los alemanes se sitúa en los 153 puntos básicos, en un claro retorno a la confianza en el andamiajes financiero español.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies