México toma medidas para no volver a caer en serios problemas financieros

La República de México puso en funcionamiento el pasado miércoles un organismo del más alto nivel que será el encargado y responsable de identificar cualquier riesgo, del tipo que sea, que pueda poner en peligro el andamiaje del sistema financiero, habida cuenta de minimizar una situación que pueda derivar en otra crisis como la que afectó al país y en realidad a prácticamente todo el mundo entre fines del 2.008 y el 2.009, y que todavía deja sentir sus efectos en varios países, la mayoría de la zona del euro.

El denominado Consejo de Estabilidad del Sistema Financiero estará bajo la órbita de la Secretaría de Hacienda y de él también participará el Banco de México, el Instituto para la Protección del Ahorro Bancario, la Comisión Nacional Bancaria y de Valores, la Comisión Nacional de Seguros y Fianzas, y la Comisión Nacional del Sistema de Ahorro para el Retiro.

El Palacio de Hacienda señaló en el comunicado en el que daba cuenta de la creación del nuevo organismo que este Consejo nace como consecuencia de las lecciones que afortunadamente México capitalizó de las grandes crisis, la sistémica que sufrió el país en los años 1.994/1.995 y la reciente crisis global que todavía se hace sentir, y que en tuvo en Latinoamérica a México como a una de sus principales víctimas.

El gobierno mexicano es consciente que su país fue el más afectado por la crisis global del 2.009 en toda América Latina, ya que los datos oficiales, que muchos consideran insuficientes, señalan que el PIB mexicano cayó el año pasado algo más del 6,5%. A pesar de estos “peligrosos datos”, tanto los funcionarios gubernamentales como la mayoría de los analistas privados coinciden en que al final de este año 2.010 se verá un ligero crecimiento en el Producto Interno Bruto del país.

Este recientemente creado Consejo se encargará de identificar oportunamente los riesgos que puedan producir cambios sustanciales y a corto plazo en el mercado financiero mexicano, además de la coordinación y recomendación de políticas a seguir como medida preventiva para minimizar el impacto de algún nuevo riesgo que se presente o el recrudecimiento eventual de las causas que derivaron en la crisis global del 2.008.

El Poder Ejecutivo también se apoyará en él como un órgano consultivo en materia de estabilidad financiera, al tiempo que será el encargado de elaborar un informe anual sobre el estado de la nación en cuanto a sus cuentas fiscales y al funcionamiento de todo el sistema en general.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies