El buen momento económico de Latinoamérica debe tomarse con precaución

Por estos meses Latinoamérica está pasando uno de los momentos económicos más favorables de los últimos diez años.

De cualquier forma esta tendencia netamente positiva debe ser tomada con precaución y analizada en profundidad, de acuerdo a la opinión de expertos que divulgaron un completo informe sobre la región.

Para Lia Valls, la coordinadora del Centro de Comercio Exterior del Instituto Brasileño de Economía (IBRE) que depende de la Fundación Getulio Vargas, la recuperación de la crisis económica mundial de la región está garantizada, pero va a producirse en forma lenta y tomando algunas precauciones.

De acuerdo a estudios publicados por la citada Fundación y el Instituto de Investigación en Economía de la Universidad de Múnich en Alemania, todos los indicadores trimestrales colocan a América Latina en el centro del “boom” de la recuperación económica de la crisis.

A modo de ejemplo, el Índice de Clima Económico (ICE), que es el promedio entre el Índice de la Situación Actual (ISA) u el Índice de Expectativas (IE), coloca al conjunto de países latinoamericanos en un rango superior a los 6 puntos en una escala máxima de 9, mientras que la gran mayoría de los países de la Eurozona, por ejemplo, no superan el 4 en la misma escala.

Estos valores para Latinoamérica sólo se alcanzaron en octubre de 1.997 y abril del 2.000, en momentos de estabilización macroeconómica y grandes reformas de apertura comercial para toda la región.

Señaló Valls que después del golpe producido por la crisis global de fines del 2.008, el ICE cayó a su punto más bajo en enero de 2.009 (2,9 puntos), pero a partir de ese momento comenzó una recuperación lenta pero firme que no se ha interrumpido hasta hoy y que llega a los 6,2 puntos.

La recuperación latinoamericana fue mucho más rápida a lo imaginado, y si bien las expectativas de crecimiento para la región en el próximo año disminuyeron algo, esas expectativas cayeron mucho menos que para el resto del mundo en general.

La valoración de la situación actual de Latinoamérica creció en el último semestre de 4,7 a 5,8 puntos, mientras que las expectativas de crecimiento tuvieron una leve caída de 6,4 a 6,2 puntos, manteniéndose todavía por encima de casi todas las demás regiones del planeta.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies