Los colombianos esperan que su PIB crezca entre 3 y 5% el año próximo

A mediados de la semana pasada las autoridades del Banco Central de Colombia dieron a conocer un informe donde manifiestan que esperan que el país crezca entre un 3 y un 5% en el transcurso del 2.011, y que el índice de inflación se sitúe en alrededor del 2% anual.

El pronóstico es levemente inferior al 4,5% de base que tenía el organismo emisor estimado para el actual 2.010, pero muestra una muy fuerte recuperación frente al crecimiento de apenas un 0,8% que se registró en el año 2.009 por efectos de la crisis económica global.

Las autoridades monetarias afirman que el crecimiento previsto para el año próximo se condice con una esperada expansión del consumo hogareño de significativa magnitud.

Por estas épocas, Colombia registra una de las más altas tasas de crecimiento de toda Latinoamérica, por el mayor consumo de hogares y empresas, así como por el impulso fiscal y monetario del Gobierno y del Banco Central.

Sin embargo el crecimiento esperado para el año entrante es levemente inferior al del 2.010, y esto tiene su correlato con una menos tasa de crecimiento a nivel de la economía global, lo que seguramente repercutirá en las exportaciones colombianas y en sus ingresos. Además se espera una muy leve caída en las inversiones provenientes del exterior.

Este informe fue dado a conocer antes de que Colombia y Venezuela restablecieran sus relaciones diplomáticas y por lo tanto comerciales, por lo que no sería extraño que las cifras que maneja el gobierno colombiano se vean en la realidad aumentadas en hasta por lo menos un 1% por el restablecimiento del comercio con los venezolanos. Esto podría hacer subir el PIB de Colombia para el año próximo de manera significativa.

También fueron hechas estas estimaciones antes de que fuese anunciado un mayor plan de inversión en los sectores agropecuario, tecnológico, de vivienda e infraestructura, con lo que el impulso de crecimiento no terminará en el 2.011 sino que se prolongará varios años más.

La baja inflación que registra Colombia se debe en buena parte a una mayor oferta de alimentos que se originó por el cierre comercial decretado en el 2.009 por Venezuela, cosa que ahora ha dejado de tener vigencia.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies