México podría suspender reformas económicas hasta el 2.012

Las reformas económicas pendientes que fueron anunciadas en su momento por el presidente de México Felipe Calderón podrían quedar suspendidas por el tiempo que resta de su mandato, o sea hasta el año 2.012.

Es que en estos momentos la agenda presidencial está definitivamente dominada por la lucha contra la violenta ofensiva del narcotráfico, y donde además el opositor partido PRI apuntó todas sus armas a recuperar el poder en las próximas elecciones.

Entre otras cosas, el portavoz de los senadores del PRI Carlos Jiménez Macías ha declarado hace muy poco que “el presidente se ha convertido en el operador electoral de su partido y eso lo pone en una situación muy compleja en su capacidad para poder construir acuerdos de cara al futuro”.

México es la segunda economía de Latinoamérica detrás de Brasil, pero en los últimos meses se está quedando detrás de otros líderes regionales como Chile o la Argentina, debido en buena parte a la resistencia del Congreso mexicano a respaldar reformas más profundas que las aprobadas hasta el momento para subir la recaudación impositiva y la producción de crudo.

El Congreso acaba de abrir un nuevo período ordinario de sesiones de más de tres meses, pero son pocas las expectativas de que sean aprobadas reformas que ayudarían al país a recuperarse de la que sin dudas es su peor recesión en varias décadas.

En la campaña presidencial que lo llevó al poder en el año 2.006, Calderón había prometido generar 1.000.000 de nuevos empleos y modernizar las bases de la economía, pero todo se ha complicado por la fuerte oposición parlamentaria y el avance agresivo del narcotráfico.

Las reformas económicas, entre las que se destacan una que facilite el acceso al mercado laboral y otras dos de carácter fiscal y energético, parecen haber quedado por el momento en el olvido para dar paso a otras iniciativas que le den al Gobierno más armas legales y herramientas para poder combatir los violentos cárteles de la droga.

El director de Bursamétrica Management, Ernesto O’Farrill, dijo que “en la agenda del presidente sigue siendo prioritaria la guerra contra el crimen organizado, y dado que existe la percepción de que el Gobierno está perdiendo esa guerra, se hace todavía más importante la jerarquía de objetivos prioritarios inmediatos”.

Son varias las iniciativas gubernamentales en la lucha contra la delincuencia, pero esas iniciativas retrasan la puesta en marcha de otras de carácter económico que por ahora quedaron para el futuro.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies