El Banco Central de la Argentina prevé una subida del PIB de más del 9%

Durante una comparecencia ante el Senado para dar cuenta de la marcha de las cuentas oficiales, la presidenta del Banco Central de la República Argentina aseguró que de acuerdo a las proyecciones que realizan por este mes de agosto los técnicos del Ente Emisor del país, el PIB argentino estaría creciendo al finalizar este 2.010 en curso poco más del 9%, exactamente un 9,1%.

Durante el informe que brindó a los senadores tanto oficialistas como de la oposición parlamentaria, Mercedes Marcó del Pont defendió a ultranza ante las incisivas preguntas de los opositores el objetivo del gobierno de la presidente Cristina Fernández de Kirchner de mantener el ritmo de expansión económica.

La funcionaria dijo no haber recibido ninguna instrucción ni sugerencia por parte del ejecutivo para “enfriar” la economía, por lo que la pauta del 9% anual de crecimiento es perfectamente alcanzable.

Recordemos que como consecuencia de la crisis económica global, el PIB argentino creció durante el año pasado apenas un 0,9%, después de seis años consecutivos de subidas del Producto Interno Bruto del 8% anual en promedio.

A principios del 2.010 la Ley de Presupuesto aprobada por el Parlamento argentino establecía para este año un crecimiento del PIB del 2,5%, pero de acuerdo a cómo se vinieron dando los acontecimientos y en virtud de una serie de tratados firmados por la presidente sobre todo con su principal socio del Mercosur, Brasil, el gobierno revió varias veces esa tasa de incremento, llevándola actualmente al 7% anual, y con las novedades ahora presentadas por la titular del Banco Central.

Otro tema por el que Marcó del Pont fue consultada en el Senado y defendió enfáticamente es la ampliación del Programa Monetario 2.010 en 49.000 millones de pesos, unos 12.500 millones de dólares.

Recalcó Marcó del Pont que de lo contrario “la alternativa era dejar flotar el dólar, limitar las compras en el mercado de cambios y que entonces el peso argentino se aprecie como está pasando con las monedas de muchos países y los consiguientes problemas que eso acarrea”.

Otra alternativa que finalmente no prosperó porque hubiese producido un enfriamiento en la economía del país, era subir el tipo de interés o limitar el crédito.

“De mantenerse un Programa Monetario como el anterior al actual hubiese producido una política económica contractiva de consecuencias negativas para u país que de hecho ya salió de la crisis global y está creciendo a muy buen ritmo”, finalizó su presentación la presidente del Banco Central argentino.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies