Honduras: el presupuesto para el 2.011 es de apenas 7.000 millones de dólares, aunque supera al de este año

De acuerdo a informaciones que provienen de fuentes oficiales, el gobierno de Honduras le enviará al Parlamento de ese país un presupuesto para el año entrante de 7.015 millones de dólares, el que si bien parece ser muy pequeño para las gigantescas sumas que manejan las naciones “de elite”, es todavía superior en un 10% al de este año.

El viceministro de finanzas hondureño, Carlos Borjas, dijo que el presupuesto fue aprobado recientemente por el Consejo de Ministros y deberá ser enviado al Congreso para su tratamiento y aprobación antes del 15 de este mes, fecha tope fijada por la Constitución para el envío de las cuentas del año siguiente.

De acuerdo a lo manifestado por Borjas, el presupuesto que presentará la administración de Porfirio Lobo tiene como de sus principales metas la contención del gasto corriente, que en los últimos tiempos se disparó por efectos de las ayudas e inversiones que se necesitaron realizar como consecuencia de la crisis económica global.

El proyecto sube el presupuesto actual en alrededor de 594 millones de dólares, ya que se espera terminar el 2.010 respetando la cifra de 6.420,5 millones de dólares que se pactó para este ejercicio al presentar el presupuesto en setiembre del año pasado.

Casi el 42% del nuevo presupuesto hondureño está contemplado para los sectores de salud y educación, el 17% para servicios públicos y cerca del 11% para los gastos de Justicia, Defensa y Seguridad.

Antes de su tratamiento parlamentario, el proyecto de presupuesto será revisado por una comisión del Fondo Monetario Internacional (FMI) que se encuentra desde hace un par de días en Honduras con el objeto de avanzar en un acuerdo económico, de acuerdo a lo que manifestó la vicepresidenta y presidenciable ministra María Antonieta de Bográn.

El FMI insiste en señalarle al gobierno de Lobo la necesidad de controlar el gasto público, especialmente en lo concerniente a salarios, ya que esa cifra se ha disparado inusualmente en los últimos años.

El déficit fiscal del 3,7% previsto para este año es muy probable que pueda cumplirse, y para el año que viene se prevé una reducción del mismo al 3%, de acuerdo a estudios técnicos del Ministerio de Finanzas.

Por último Borjas aseguró que durante el 2.011 el nivel de gastos salariales del gobierno no debería bajo ningún concepto ser superior al 11% del Producto Interno Bruto (PIB) hondureño.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies