Alemania nuevamente por la senda del fuerte crecimiento

Alemania parece haber dejado atrás la recesión definitivamente y retomado la senda del crecimiento con renovados bríos.

A pesar de que el ministro de hacienda, Wolfgang Schäuble pareciera querer mantener la cautela al advertir que “nuestro país todavía no salió de la crisis”, todos los números de la economía germana dicen lo contrario.

El paro está bajando en forma pronunciada, la producción sube en forma inversa, se espera para este año una subida del Producto Interno Bruto superior al 3%, y la mayoría de las empresas están presentando excelentes balances.

Aquellos que desde siempre fueron críticos de la gestión del ministro de hacienda aseguran que las frases de Schäuble son excusas para que el gobierno pueda continuar con al plan de austeridad que el verano que está terminando presentó la canciller Angela Merkel.

De un total de 800 ejecutivos que fueron encuestados por un prestigioso diario económico, el 90% juzgan como “buena” o “muy buena” la situación actual de sus negocios en Alemania al igual que el 86% de los exportadoras. Más del 50% cree que todo continuará igual en los próximos 12 meses, y el 40% espera que sus negocios fuera del país mejoren sustancialmente.

Hoy por hoy la competitividad de las empresas alemanas no encuentra siquiera similitud en ningún otro país de la Eurozona, y eso que hasta hace algunos años la economía alemana no era precisamente para muchos un ejemplo a seguir.

Paro llegó la crisis financiera global y reveló profundas deficiencias en naciones hasta ese momento confiables como España o Irlanda.

Alemania en cambio obtuvo resultados de sus años de sequía salarial y austeridad económica y presupuestaria.

Los ricos españoles, irlandeses y de varios otros países pueden ahora pagar a duras penas los plazos de sus coches “made in Germany”, al mismo tiempo que la pequeña y mediana empresa alemana obtiene cada vez mejores resultados. Nadie duda que la industria alemana está cada día mejor y obtiene grandes ganancias con sus exportaciones a los países emergentes.

Basta como ejemplo citar que la exportación alemana de coches, quizás la principal del país, subió en el primer semestre del 2.010 un 41% con respecto a igual período del año anterior.

El principal y quizás único problema alemán es que mantiene a sus principales socios en la Eurozona, y es difícil venderle algo a quien está todavía en una situación económica más que dudosa.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies