Brasil recibió millones de dólares antes de la oferta de Petrobras

Hasta el 17 de setiembre inclusive Brasil recibió en el mes una entrada de dólares que triplicó lo sucedido en el resto del año en curso, según afirmó el Banco Central.

Esta situación se produjo antes de una gigantesca oferta de acciones de la petrolera estatal Petrobras.

El saldo positivo del flujo cambiario brasileño arrojó en la primera quincena de setiembre un saldo de 11.135 millones de dólares, frente a los casi 3.500 millones que había sido el saldo de enero a agosto inclusive de este año.

Los inversores del exterior decidieron inundar el mercado con dólares antes de la enorme oferta de acciones de la petrolera ya que al parecer y de cumplirse las expectativas puestas en la subasta, ésta podría recaudar casi 80.000 millones de dólares, en lo que sería la mayor colocación accionaria de la historia.

Esta casi segura inversión, de monumentales características, provocó que la moneda brasileña, el real, se apreciara más del 4% en los últimos tiempos.

Esta situación produjo un serio perjuicio a los exportadores, ya que sus productos se han vuelto menos competitivos en los mercados internacionales, y las operaciones ya realizadas se traducen en menos reales al terminar de liquidarse ante las autoridades aduaneras brasileñas.

No por nada Goldman Sachs calificó este mes al real como “la moneda más sobrevalorada del mundo”.

Debido a eso el gobierno de Brasil tuvo que salir a comprar dólares de manera más que agresiva, en un intento por debilitar a su propia divisa y mejorar así la balanza comercial.

El Banco Central tuvo que comprar en los primeros 17 días del mes casi 6.000 millones de dólares, para acumular reservas internacionales y absorber aunque sea en parte el fuerte flujo de la moneda estadounidense que está ingresando a la plaza local.

De persistir esta tendencia, y en realidad aunque bajase su ritmo de aquí a fin de mes, setiembre se perfila como el mes de mayor compra mensual de dólares por parte del Banco Central desde octubre del año anterior.

El último intento del presidente Lula Da Silva por frenar la escalada del real fue autorizar el lunes pasado a su Fondo de Riqueza Soberana a comprar dólares de manera indiscriminada y de acuerdo a las necesidades, las que por estos días parecen ser muchas.

Por otra parte, los recursos que se han captado en estos días van a servir para financiar parte del ambicioso plan de inversiones de la petrolera estatal de aquí hasta el 2.014 inclusive.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies