En Brasil más de la mitad de los industriales todavía siente los efectos de la crisis

Casi el 60% de los industriales que fueron sondeados por un trabajo realizado por la Confederación Nacional de la Industria (CNI) asegura que al mes de agosto de 2.010 todavía siente los efectos de la crisis económica global a pesar de que Brasil ya superó los problemas que aún tienen en vilo o muchos otros países del mundo y de hecho espera alcanzar este año una subida record de su PIB.

El 72% de los encuestados dice haber sufrido los trastornos de todo tipo, económicos y de empleo, que produjo la crisis, al tiempo que el 59% manifiesta que de una forma u otra todavía sigue sintiendo esos efectos.

Entre los empresarios que más dijeron haber sufrido la crisis, un 90% calificó la situación como “negativa” y dentro de ellos un reducido grupo del 20% la consideró como “muy negativa”.

CNI es la principal patronal de los industriales brasileños y consultó para realizar este informe a 1.353 empresas: 771 pequeñas, 393 medianas y 189 grandes, entre los meses de junio y julio pasados.

Los responsables del sondeo esperaron hasta setiembre para dar a conocer los resultados ya que este mes se cumplen dos años de la quiebra del Banco Lehman Brothers de los Estados Unidos, a la que se considera como “Ground Zero” de la crisis mundial.

El sector más afectado por la crisis en Brasil fue el industrial, lo que se notó fundamentalmente por la falta de crédito y la caída de la demanda de los países desarrollados, con lo que las exportaciones cayeron a sus niveles más bajos en décadas.

Pero todos los analistas coinciden en que el 2.010 el PIB puede alcanzar una subida record del 7,2% e iniciarse un nuevo ciclo de expansión económica.

Flavio Castelo Branco, el director de política económica de la CNI, dice que los industriales aseguran estar sintiendo aún los efectos de la crisis porque hasta ahora “sólo” han podido regresar al nivel inmediatamente anterior a setiembre del 2.008.

Sí afirma Castelo Branco que de no haber existido la crisis, las empresas seguramente hubiesen acumulado un crecimiento del 10% en cada año, lo que explica la queja de algunos industriales que afirman que su posición actual está “un 20% atrasada a como debería estar”.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies