El FMI subió la previsión de crecimiento de Paraguay al 10% para este año

La misión que envió el Fondo Monetario Internacional (FMI) a Paraguay confirmó que la economía de ese país de Latinoamérica se está recuperando en una forma mucho mejor y más rápida a lo esperado de la crisis financiera internacional y de la sequía inesperada del año pasado, por lo que estimó que el PIB paraguayo crecerá este año entre un 9 y un 10%, una cifra muy por encima de lo calculado inicialmente.

Lisandro Ábrego, el jefe de la misión del FMI, aseguró que después de analizar concienzudamente las finanzas paraguayas, los técnicos del organismo internacional se han llevado una “muy grata sorpresa”, al ver que la pauta de crecimiento del 6% prevista en la anterior visita del mes de junio quedaba ampliamente superada por la realidad de la economía del Paraguay.

El motivo del cambio de expectativas está dado principalmente por unas cosechas récord que se está obteniendo, una política macroeconómica correcta, y los vaivenes económicos de algunos de sus socios comerciales.

Los técnicos del FMI destacaron la necesidad de aplicar una mayor presión fiscal a las rentas más por parte de la administración de Fernando Lugo, al tiempo de mantener las inversiones públicas y los programas sociales.

Para el 2.011, el FMI continúa con las previsiones de crecimiento del PIB de alrededor del 5%, algo por encima del resto de la región latinoamericana, por una notable fortaleza de la demanda interna y muy buenas perspectivas del comercio exterior del país, sobre todo en el primer semestre del año próximo.

Este año se registrará un leve déficit del 1,5% del PIB en la balanza por cuenta corriente, pero esta suma será financiada por una subida del flujo de capital privado.

Otra subida importante será la de las reservas internacionales, las que seguramente superarán los 4.000 millones de dólares. Esta suma, unida a una flexible política cambiaria, permitirá hacer frente a posibles impactos negativos provenientes del exterior.

Para el FMI es muy saludable que debido a la actual bonanza económica el gobierno paraguayo haya decidido retirar parte de los estímulos fiscales que se habían puesto en práctica en plena crisis global.

Los tipos de interés comenzaron a ser subidos paulatinamente por el Banco Central de Paraguay en el segundo trimestre de este año, lo que también fue visto con buenos ojos por ser una medida de absoluta necesidad para mantener el índice inflacionario bajo control gubernamental.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies