Los irlandeses suben su rescate al Anglo Irish Bank

De acuerdo a trascendidos oficiosos, el gobierno de Irlanda va a realizar muy probablemente una inyección extra de capital de 5.000 millones de euros para ampliar el rescate del Anglo Irish Bank (AIB), con lo cual la suma involucrada en esta operación se elevaría a 30.000 millones de euros.

Estos datos, de los que no trascendieron las fuentes, fueron dados a conocer por el Finantial Times hace pocas horas.

De esta manera la nueva recapitalización de la entidad que está siendo financiada por los contribuyentes se produce en el medio de una creciente ola de trascendidos y preocupaciones por el verdadero estado de las finanzas del país.

Debe destacarse que la agencia de calificación crediticia Standard & Poor’s ya dio a conocer sus estimaciones en cuanto al monto total del rescate a la entidad bancaria, el cual situó en alrededor de los 35.000 millones de la moneda comunitaria.

Lo concreto es que el ministro de economía irlandés y el socio legal de la banca nacionalizada acaban de presentar un plan cuyo objetivo principal es un sistema de capital más duro, el que seguramente incluirá en el futuro una reestructuración de al menos parte de la deuda del AIB, unos 16.000 millones de euros, en bonos a largo plazo.

Todos estos importantes anuncios coinciden con el fin de la garantía de dos años que el gobierno de Irlanda había impuesto a los pasivos bancarios de sus seis entidades de préstamo nacionales en el 2.008 para evitar la caída del AIB. No debe olvidarse que tras aprobarse esta medida, se decidió además dividir la entidad en un Banco de fondos y en lo se da en llamar “un Banco malo”.

El primer ministro irlandés Brian Cowen aseguró varias veces que la administración central está decidida a hacer “lo que sea necesario” para que el país recupere la confianza en su sistema financiero, tanto a nivel doméstico como en el plano internacional.

Pero no son pocos, entre los cuales se encuentra el analista económico Ben May, quienes creen que aunque el gobierno consiga convencer a los mercados de que esta fue la última inyección de dinero para sostener al sistema bancario, los problemas para Irlanda están muy lejos de haber terminado.

Los inversores temen que el precio pagado por el rescate del AIB u otras instituciones financieras sea demasiado alto, con lo cual la prima de riesgo de Irlanda se está disparando a niveles récord que se asemejan cada vez más a los que alcanzó Grecia en su peor momento.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies