Llega la última etapa del año y los países ajustan sus previsiones para el 2.010

Llegan los últimos meses del año y como siempre ocurre, y más en estas épocas en que la economía es tan cambiante todavía por influjo de la crisis económica global, las naciones ajustan quizás por última vez aquellas previsiones de subida del PIB que para esta año daban a conocer a principios del 2.010.

En el caso del Banco Central de Brasil, los cálculos de subida del Producto Interno Bruto para el corriente año se mantuvieron en el 7,3%, al tiempo que la proyección para el índice de inflación anual bajó del 5,4 al 5%, de acuerdo a datos suministrados en el informe trimestral de inflación.

En el primer semestre del año la economía brasileña creció a un ritmo récord del 8,9%, pero el promedio de los tres trimestres pasados da una subida del PIB del 7,3%, que es la cifra que ahora se estima dará la subida de la economía en Brasil en el total del año.

Los técnicos del Gobierno, no ya los del Banco Central, estiman esa subida en un 7,2%, con lo que se cree poco probable que haya sorpresas de último momento, por lo que estaremos en presencia del mayor crecimiento de la economía brasileña de los últimos 24 años.

Este dato es todavía más significativo si se tiene en cuenta que por efectos de la crisis Brasil viene de una recesión del 0,2% producida en el transcurso del 2.009, la que fue revertida y ampliamente superada por la subida de este año.

Para el BCB la fuerte expansión del 2.010 está impulsada principalmente por la recuperación de la industria, con una subida de producción no menor al 10% y la producción agropecuaria con casi un 7%.

Tampoco debemos olvidarnos del fuerte repunte que sufrió el mercado interno brasileño, dato que se corrobora con el 10,9% que hacia fines de año se espera sea la subida del consumo familiar con respecto al año anterior. El sector agropecuario no se quedó atrás y se espera a fines del 2.010 un crecimiento de casi el 7%.

Las inversiones productivas en Brasil provenientes del exterior subieron hasta fines del tercer trimestre un 17,5%, lo que indica la confianza de los mercados internacionales en el país líder de Latinoamérica.

En cuanto a la inflación, el mayor temor de las autoridades está en el crecimiento del mercado laboral, que puede llevar a que se den aumentos salariales nominales que no vayan al mismo ritmo que el crecimiento de la productividad.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies