España cayó en el ránking de las economías mundiales

Desde que el mundo es tal, hubieron muchas crisis de toda índole de la que tarde a temprano la raza humana, en su totalidad o en parte, se recuperó. Sirve sólo a modo de ejemplo el renacer que debió experimentar prácticamente todo el planeta después de las dos grandes guerras.

Y de esta crisis global que no es bélica sino económica también se recuperará.

Lo cierto es que ninguna crisis abandona el “campo de batalla” sin dejar huellas, magulladuras en la gente, en los mercados, en el alma humana…

Esta gran crisis financiera de la que recién se está recuperando parte del mundo, similar o todavía superior a la Gran Recesión de la década del treinta del siglo pasado, no pasará por España sin dejar importantes consecuencias.

Por lo pronto el Gobierno dio un cambio de timón de 180 grados y comenzó una política de austeridad sin precedentes con una fe ciega en el éxito de las medidas tomadas y a tomar. También en el concierto de las naciones España varió su posición. Ya no es tan confiable como antaño y deberá pasar un buen tiempo con los deberes debidamente hechos para que la confianza de los mercados mundiales vuelva a los niveles pre crisis.

Las consecuencias en términos de empleo y paro están a la vista. Los parados orillan el 20%, una cifra nunca antes vista en territorio español.

Canadá, Rusia e India adelantarían este año al PIB español de acuerdo a los datos presentados recientemente por el FMI. Ya Brasil se le había adelantado en el 2.008, por lo que la economía de España caerá a fines de año al puesto número 12 por volumen de riqueza, y al número 13 si se mide de acuerdo al poder adquisitivo, que refleja lo que cada habitante puede comprar en determinado país con una unidad monetaria de ese país.

Todos recuerdan que en el año 2.007, los llamados días de “vinos y rosas”, el presidente Zapatero aseguraba que en el 2.010 España iría por la economía de Alemania, superándola con cierta facilidad. ¡Qué lejos quedaron esas temerarias afirmaciones!

España se incorporó a las “grandes ligas” a costa de acumular desequilibrios que se están pagando euro por euro en estos momentos de post crisis. Ahora se enfrenta a una lenta salida de la recesión, con una fecha de terminación todavía incierta.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies