México y su crecimiento a largo plazo

La Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE) advirtió que México debería subir su tasa de crecimiento en materia de economía a largo plazo para evitar que varias generaciones de mexicanos deban esperar para alcanzar los mismos niveles que el resto de la mayoría de los países del organismo.

El secretario general de la OCDE, José Ángel Gurría, reconoció sin embargo que se pueden visualizar avances en temas tales como la estabilidad macroeconómica, la política monetaria y la transparencia fiscal en alza.

Pero en líneas generales el país todavía no fue capaz de generar un crecimiento genuino fuerte, que está impulsado sobre todo por un mercado interno activo y una economía competitiva a nivel regional.
Durante el foro “Encuentro en México 2.010: Construyendo Futuros”, el secretario general de la OCDE afirmó que de acuerdo a las proyecciones del organismo el PIB mexicano tendrá una subida cercana al 5% al final de este año, pero al mismo tiempo pronostica para el 2.011una posible desaceleración de la economía que volvería a ubicar el aumento del PIB por debajo del 4%.

Gurría recomendó ante un auditorio formado por más de un millar de estudiantes, académicos y empresarios en el transcurso del primer día del encuentro que se mantengan y se profundicen las políticas de estímulo a la actividad económica a la vista de la evidente debilidad de la demanda interna actual.

La productividad laboral de México es la más baja de todos los países que integran la OCDE y sus niveles de competitividad en el plano del comercio internacional están retrocediendo frente al impetuoso avance de otros países emergentes de Latinoamérica.

Para Gurría México continúa teniendo muy grandes desafíos estructurales que en la actualidad requieren de reformas de fondo para ser aplicadas a largo plazo.

El tema del mantenimiento de una férrea disciplina fiscal es imprescindible para compensar la reducción de los ingresos por la caída a nivel global del precio del petróleo y sus derivados.

Poco a poco el gobierno mexicano deberá implementar medidas que contribuyan a aumentar la base fiscal para poder así sostener el gasto público, limitar o directamente eliminar los subsidios a la energía y mejorar sustancialmente la recaudación impositiva.

Pero también señaló Gurría que los mexicanos experimentaron grandes avances en materia de competencia en particular del sistema bancario.

La reciente Ley de Competencia que aprobó la Cámara Baja es un primer paso muy importante para adecuar el sistema imperante en el país con las prácticas internacionales de la mayoría de los países.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies