La deuda total y el verdadero déficit de los griegos sigue siendo un enigma aún para ellos mismos

El pasado día 22 Eurostat, la oficina estadística de la Comisión Europea que produce datos para toda la Unión Europea, dio a conocer la segunda de las notificaciones acerca de las cifras y déficit de todos los países de la UE a excepción de Grecia. En este caso en particular los datos saldrán a la luz recién a mediados de noviembre.

Lo que sucede realmente es que las autoridades gubernamentales griegas todavía siguen descubriendo verdaderos “agujeros negros” en su muy complicada tarea de limpieza de las cuentas públicas griegas.

Es por esta situación que a comienzos de la semana pasada el comisario de Asuntos Económicos y Monetarios comunitario, Olli Rehn, tuvo que salir a dar explicaciones adicionales, afirmando en esta ocasión que la misión de la Comisión Europea que en su oportunidad en setiembre pasado se había instalado en Atenas para monitorear la verdadera situación de las finanzas de los helenos, había hecho algunos descubrimientos con relación a algunas entidades puntuales que ameritaban que su situación debiera ser reclasificada como “pública”.

Rehn continuó explicando que estos nuevos hallazgos seguramente tendrían “un cierto impacto de magnitud todavía no mensurada” al alza sobre el déficit público y la deuda de los griegos, para el período en estos momentos en estudio correspondiente al período 2.006-2.009.

La primera estimación que los técnicos y especialistas de Eurostat hicieron el pasado mes de abril para el déficit público de Grecia situaba esta cifra en valores que no caían del 13,6% del Producto Interno Bruto del país.

Pero como dijimos antes el caso de los griegos es el único que está sujeto a una eventual tercera cifra, ya que la delegación de la Comisión Europea sigue encontrándose con un panorama diferente día a día al revisar las cuentas y los balances de las distintas entidades helenas.

De acuerdo a los datos que brindó esta segunda revisión, Irlanda con el 14,4% de su PIB y el Reino Unido con el 11,4%, encabezan la lista de los países de la región con mayores desequilibrios presupuestarios, siguiéndolos España en un hasta ahora provisorio pero incómodo tercer puesto con el 11,1% de su PIB involucrado en el déficit, a pesar de que este guarismo es una décima menor al que se había dado a conocer en abril pasado.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies