El gobierno argentino impulsa nuevamente el comercio con China

El secretario de Industria y Comercio de la República Argentina juntamente con el subsecretario de Comercio Internacional Ariel Schale encabezan la delegación de este país de Latinoamérica que viajó a China a principios de semana para terminar la reactivación del comercio bilateral entre ambas naciones, de acuerdo a informaciones oficiales difundidas en Buenos aires hace un par de días.

Estas relaciones comerciales se reactivaron después de que el gobierno chino comenzase nuevamente con la compra de aceite de soja de origen argentino, compra que se había detenido en el mes de abril por trabas sanitarias impuestas por las autoridades del país asiático.

El destrabe del tema del aceite de soja permitió que se continuase con los otros productos y materias primas que intercambian ambos países, ya que no haberse solucionado ese inconveniente que afectaba a más del 40% de las exportaciones argentinas a China, difícilmente se hubiese podido continuar con los otros ítems.

La actual delegación argentina que se encuentra en Pekín lleva como uno de sus principales objetivos analizar la problemática del acceso de los productos argentinos en el mercado chino, la diversificación de las exportaciones latinoamericanas hacia productos con un mayor valor agregado y todo lo concerniente a la promoción en el mercado interno chino, de inmensas magnitudes, de la producción exportable de la Argentina.

Hoy por hoy prácticamente el 100% de las exportaciones argentinas a China son de porotos y aceite de soja, y las autoridades argentinas pretenden solucionar este inconveniente derivado de la concentración de las ventas en tan sólo dos productos. La idea es diversificarlas y vender al gigante asiático productos con un mayor valor agregado, indicó Schale.

Además la delegación argentina buscará cotejar con sus colegas chinos las estadísticas de intercambio que manejan ambas naciones, ya que al parecer las cifras difieren de manera significativa.
Ya no es China el principal destinatario del aceite de soja argentino sino India, pero se espera volver a la situación reinante antes de abril a la brevedad.

Lo que en principio pareció ser una severa disposición china sobre la composición química del aceite de soja, terminó siendo casi seguramente una represalia por resoluciones antidumping tomadas por la administración de Cristina Fernández a importaciones de diversos tipos de productos chinos, como calzado y textiles.

Ahora el panorama es mucho más claro y las relaciones comerciales tienden a normalizarse rápidamente.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies