Después de fusionarse, los máximos directivos de Iberia-British suben su sueldo más del 50%

Por algo será. Iberia y British Airways decidieron no hacer públicas las estimaciones de las futuras ganancias de IAG, la compañía que resultó de su reciente fusión.

Pero en una “enaltecedora” acción sí decidieron anunciar los sueldos que van a percibir los integrantes de la nueva cúpula de la compañía en la documentación que se publicó hace pocas horas con vistas a las juntas de accionistas.

Willie Walsh, el consejero delegado de BA, que va a ocupar ese mismo cargo en la nueva IAG, va a recibir un salario fijo de unos 943.000 euros anuales, el 22,4% más de lo que cobró por el mismo concepto el último año.

Keith Williams, primer ejecutivo de BA, tendrá una remuneración base de 719.000 euros, ni más ni menos que el 56% de incremento sobre su último sueldo anual.

Pero recordemos que a esos salarios deben sumárseles una aportación a planes de pensiones del 25% del salario base, distas especiales y bonus por cumplimiento parcial y total de los objetivos planteados y otros beneficios que pueden llegar hasta el 200% del salario base en el caso de Walsh y del 150% en el de Williams.

Lo mismo ocurrirá con el consejero delegado de Iberia, Rafael Sánchez-Lozano, que tendrá una retribución anual fija de 632.000 euros más los incentivos que correspondan.

En el caso de los ejecutivos españoles la comparación de los sueldos anteriores con las futuras remuneraciones puede ser algo menos exacta, porque Iberia no da información sobre los salarios individualizados.

En el primer semestre del año Sánchez-Lozano y Antonio Vázquez, el presidente de la compañía, percibieron juntos 575.000 euros de sueldo fijo, o sea 1.150.000 euros anuales. Esto permite suponer de acuerdo a los cálculos que el incremento de la retribución conjunta de ambos podría llegar a ser de alrededor del 32%.

El sindicato de pilotos SEPLA tiene la negociación del convenio todavía pendiente y un proceso electoral abierto, por lo que las cifras salariales que se manejan son todavía una incógnita.

Los nuevos 11 consejeros no ejecutivos de IAG van a tener una retribución base de 120.000 euros anuales, además de repartirse 500.000 euros adicionales en pasajes gratuitos.

Cuando el 21 de enero próximo se producirá la fusión efectiva y las acciones de Iberia y BA dejarán de cotizar en Bolsa. Tres días más tarde, el 24 de enero, las nuevas acciones de IAG empezarán a cotizar en Londres y Madrid, con Caja Madrid como el primer socio con un 12,05% de las mismas.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies