Otra vez cae la venta de coches en España

No hay manera de que la venta de automóviles en España se recupere en forma sostenida. Apenas algunos atisbos de mejoría, y otra vez las ilusiones caen estrepitosamente.

Ahora que se acabaron las ayudas directas para la compra de vehículos nuevos, la matriculación de nuevas unidades cayó en forma pronunciada.

En el mes de octubre pasado se vendieron poco más de 60.000 unidades, lo que representa una muy importante caída de casi el 38% con respecto al mismo mes del año anterior.

Es que durante el segundo semestre del 2.009 y el primer semestre de este 2.010 las famosas ayudas directas de 2.000 euros por la compra de un vehículo mantuvieron al fundamental sector automotriz con cierto grado de actividad.

Si la situación se analiza por segmentos, el de los vehículos particulares, que supone la gran mayoría de las ventas con una participación del 85% en el mercado cayó un 50% el mes pasado, al tiempo que en contrapartida las compras de las empresas y las compañías de alquiler frenaron algo la gran caída en las ventas, aunque no alcanzaron a equilibrar el desplome de los particulares.

A pesar de que las últimas cifras no son para nada alentadoras, en lo que va de del año se vendieron 848.555 automóviles, un 9,4% más que en los diez primeros meses del año pasado. Esto se debió a los buenos datos del primer semestre de este año, impulsados por las ayudas.

Anfac, la patronal de los fabricantes, estima que el 2.010 cerrará finalmente con la venta de unas 960.000 unidades, una cifra prácticamente igual a las de 2.009.

A futuro el panorama no se presenta demasiado halagüeño si no hay una franca recuperación de la situación económica.

El Gobierno ya descartó nuevas ayudas para la compra de vehículos, y las autoridades de Anfac ya comenzaron a especular con el largo plazo.

“El crecimiento de la economía española será muy limitado en los próximos años y eso va a coincidir con la aparición de nuevos modelos en las distintas fábricas radicadas en España, las que obviamente no saldrán favorecidas si la situación no cambia de manera drástica” , advirtieron los popes de Anfac.

Para el 2.011 ya se pronostican ventas no superiores a las 900.000 unidades, lo que complicaría a las terminales que ya han debido despedir a 3.200 operarios.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies