La próxima cumbre del G-20 intentará evitar una guerra cambiaria

Organizaciones internacionales como la Organización Mundial de Comercio (OMC) y la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE) ya advirtieron que las actuales tensiones en los mercados cambiarios amenazan seriamente con disparar una ola de proteccionismo comercial que dificulte de manera muy pronunciada la recuperación de la crisis global que al parecer se estaría poniendo en marcha aunque de manera muy tibia.

Así lo manifestaron varios de los popes de ambas organizaciones, como el Director General de la OMC Pascal Lamy, quien manifestó abiertamente su desacuerdo hace no más de diez días con las políticas cambiarias de varios países, que podrían amenazar la estabilidad y el comercio globales, poniendo en riesgo la recuperación del ciclo después de la peor recesión de los últimos al menos setenta años.

Es por ello que hay esperanzas cifradas en lo que se pueda lograr en la próxima reunión del G-20 que se iniciará en apenas unos días en Corea del Sur, con la participación de los países al menos en los papeles más ricos del planeta y aquellos de desarrollo intermedio, pero que en el caso de los tradicionales “emergentes” se están convirtiendo en las estrellas de la economía mundial.

La OMC y la OCDE hicieron también un importante llamado de atención a los llamados “planes de rescate”, el último de los cuales fue puesto en marcha la semana pasada por los Estados Unidos en un intento de reactivar la economía y movilizar el empleo.

La “guerra de las divisas” ocupará un lugar preponderante en la agenda de la reunión del G-20.

La OMC sostuvo enfáticamente que “se han visto peligrosos aumentos de las presiones proteccionistas generadas por los desequilibrios mundiales, siendo hoy por hoy las turbulencias de los mercados cambiarios los riesgos más altos para la economía global”.
Conjuntamente la OMC, la OCDE y la Unctad le enviaron una carta al G-20 afirmando que la estabilidad del sistema comercial mundial se verá amenazada si persisten los movimientos de monedas deliberados para obtener ventajas en el sistema cambiario.

Es por eso que instan a los mandatarios que concurrirán a la próxima Cumbre a que pongan en práctica “una mayor vigilancia sobre este peligro proteccionista en medio del debate por la crisis de la guerra de divisas que se está expandiendo por el globo”

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies