Los grandes Bancos de España salen a la búsqueda de los países emergentes

Desde siempre y más en estas épocas de crisis, los banqueros parecen tener un sexto sentido para localizar los negocios más atractivos y redituables. No siempre aciertan, pero al menos ésa es su especialidad.

Ya se escucha una frase que proviene de los directivos de los grandes Bancos de España que dice que “la piscina española se está secando”, o sea que es cada vez menos redituable. Por eso salen en busca de otras más profundas aunque los riesgos se acrecienten.

Es así que ahora pusieron la mira para dirigirse a territorios lejanos y más promisorios: los países emergentes.

Las dos grandes instituciones bancarias españolas, el Santander y el BBVA, están buscando países para invertir que se parezcan a lo que era España hace dos o tres décadas, a fin de poder aprovechar el crecimiento que esos países seguramente experimentarán a futuro.

El Santander ya dirigió sus cañones a Polonia y allí ha comprado el tercer Banco en importancia del país, el BZ Bank, en poco más de 4.200 millones de euros.

Por su parte el BBVA invirtió una cifra similar en comprar el 25% de las acciones del tercer Banco turco, el Garanti. Polonia y Turquía se parecen en cuanto a sus ciertas posibilidades de desarrollo a mediano plazo.

De esta manera los dos Bancos parecen estar reviviendo la “aventura” de hace casi dos década, cuando “descubrieron” las posibilidades de inversión más que apetecibles en Latinoamérica.

La ecuación que manejan los directivos españoles es simple y obvia: el mundo desarrollado está creciendo a un promedio de entre el 0 y el 2% de su PIB. Por el contrario, los países emergentes en teoría menos avanzados lo están haciendo a un ritmo de entre el 5 y el 10% del PIB. Encima de esas tremendas diferencias, todos los emergentes a excepción de China están logrando su crecimiento sin la tan temida “burbuja inmobiliaria”, que fue una da las principales causantes de la crisis económica global.

Para colmo, casi todos los emergentes tienen grandes reservas de ahorro, quizás lo más buscado en el mundo en estos momentos.

Cuando los españoles hicieron pie en Latinoamérica, Estados Unidos estaba en retirada de esa región por considerarla financieramente una “zona sísmica de alto riesgo”. Habida cuenta del error que cometieron, ahora parece ser demasiado tarde como para recuperar el terreno perdido.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies