Presentan en Cuba un nuevo plan de reformas económicas

El martes pasado Raúl Castro, el presidente de Cuba, presentó su nueva “hoja de ruta” para la marcha de la economía socialista del país. Este plan presentado profundiza todavía más las recientes reformas que se habían puesto en marcha.

El documento oficial tiene 32 carillas y servirá como guía a los debates que antecedan al VI Congreso del gobernante Partido Comunista de Cuba, que se llevará a cabo en el mes de abril del año próximo.

Propone en sus páginas buscar la mejor manera de ampliar el sector privado y promover la inversión extranjera sin renunciar por ello al sistema socialista imperante en la isla durante décadas.

Entre los principales puntos que se mencionan en el documento figuran:

• Pase lo que pase Cuba va a continuar siendo una nación socialista con una economía planificada, no una de mercado. Los servicios esenciales como la salud y la educación continuarán siendo gratuitos pero el gasto social se va a ajustar a los recursos de que se disponga.

• Es intención del Estado cubano expandir el sector privado, ofrecer créditos bancarios y brindar acceso a un mercado mayorista de insumos.

• Como lo viene haciendo desde hace tiempo, Cuba va a seguir atrayendo inversión extranjera al tiempo que buscará otras fuentes de financiamiento para frenar la descapitalización del aparato productivo cubano. Se va a reprogramar el pago de la deuda externa y es intención cumplir con todos los compromisos internacionales para mejorar la credibilidad del país en el exterior.

• Se modernizará el sistema financiero para ponerlo acorde a los tiempos que corren, con nuevos instrumentos de control de su política monetaria. Habrá créditos personales para el consumo.

• La intención gubernamental es continuar reduciendo el peso estatal y eliminando subsidios. Al parecer tiene los días contados la famosa libreta de racionamiento de alimentos, que fue el símbolo del paternalismo del Estado durante décadas en la isla.

• Se liquidarán y eliminarán las empresas estatales ineficientes.

• Es intención del gobierno eliminar la doble divisa que circula en la isla, el peso cubano con el que pagan los salarios y el peso convertible con el que se venden los productos importados, que es 24 veces más fuerte que el primero.
• Bajarán las restricciones para la compra y venta de casas con el objeto de solucionar el cada vez más grave problema habitacional.

• Se va a dar mayor autonomía al sector agrícola para que se reduzca la dependencia de las importaciones de servicios y biotecnología.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies