El Yuan comenzó a apreciarse lentamente

Finalmente y aunque sea en cuentagotas el yuan, la moneda de China, comenzó a darles una pequeña alegría a los estadounidenses y los europeos.

El martes 9 de este mes, a sólo dos días del comienzo de la cumbre del G-20 en Seúl, el yuan se apreció un 0,55% frente al dólar en un hecho casi inédito, ya que se trata del mayor avance de la moneda asiática desde el año 2.005.

Este pequeño avance es sin embargo todo un acontecimiento para una divisa que está desde hace mucho tiempo sometida a un estricto control por parte de las autoridades chinas. Este control fue uno de los causantes de la llamada “guerra de divisas” por las implicancias que trae a las exportaciones chinas, y sin dudas será uno de los principales, sino el principal, tema de discusión y discordia durante la cumbre del G-20 de los días 11 y 12 de este mes.

Por estos días corría el rumor de que China permitiría una rápida escalada del yuan, que en lo que va del año sólo subió un 2,76% frente al dólar de los Estados Unidos, justo antes de que comenzasen las deliberaciones en Seúl. Y parece que finalmente el rumor se transformó en realidad a pesar de que la apreciación fue pequeña. Pero por ahora bastan las intenciones…

Los analistas económicos de todo el mundo toman la medida como un importante gesto de las autoridades del gigante asiático que terminaría por arrinconar todavía más a la delegación de Estados Unidos en la cumbre del G-20.

Después de que la Reserva Federal estadounidense decidiera comprar bonos por 600.000 millones de dólares, las críticas no dejaron de sonar. China, Brasil, Corea, Alemania por nombrar algunas naciones se declararon abiertamente en contra de esta medida de estímulo económico que indirectamente devalúa al dólar y favorece las exportaciones estadounidenses en detrimento del resto de los países.

Joaquín Almunia, el Comisario de Competencia de la Unión Europea y vicepresidente de la Comisión declaró textualmente “estamos en un proceso de diálogo dentro del G-20 y, por tanto, ojo con tomar medidas que puedan beneficiar a los Estados Unidos a costa de los intereses de los demás”.

En el mismo sentido también fueron las declaraciones del Secretario General de la CEOE Ángel Gurría, que aseguró que la política monetaria estadounidense tiene efectos colaterales a los que seguramente será difícil hacerles frente.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies