El Banco Central de Brasil sabe cómo defenderse de la guerra de divisas

La economía mundial sabe cómo ingeniárselas para mantener a todos “con el corazón en la boca”. Ahora que la crisis económica global está en cierta forma disipándose a pesar de seguir causando serios problemas en más de un país, apareció en escena la dada en llamarse “guerra de las divisas”.

Brasil, una de las principales potencias emergentes del mundo y también uno de los protagonistas en cierta forma no deseada de esta guerra de monedas que hace trastabillar el sistema de exportaciones global, afirma que tiene forma de mantenerse al margen de los eventuales conflictos que esta guerra produzca.

El presidente del Banco Central de Brasil, Henrique Meirelles, aseguró que su país cuenta con las armas necesarias como para defenderse del “desequilibrio global” que está generando la guerra monetaria y la creciente pérdida de valor del dólar.

En un informe que Meirelles presentó ante el Congreso de su país con el objeto de explicar las medidas adoptadas por el Banco Cantral en el marco de la todavía presente crisis global, el funcionario citó como la principal “herramienta” de Brasil para mantenerse al margen de los problemas que la situación pueda generar la muy importante suma de reservas internacionales brasileñas, las que situó en el orden de los 287.000 millones de dólares.

Para Meirelles la economía brasileña se ha blindado frente a la crisis cambiaria internacional por la sostenida compra de divisas para incrementar sus reservas y por las subidas de impuestos por el ingreso de capitales al mercado financiero, entre otras medidas económicas acertadas.

Además declaró ante los congresistas que por su actual situación de “solvencia económica”, Brasil puede mantener el actual tipo de cambio flotante sin necesidad de recurrir a ninguna intervención oficial ni “distorsiones” en el mercado cambiario.

De cualquier manera Meirelles admitió que obviamente el Banco Central vigila muy estrechamente el lento proceso de valorización del real con respecto a la moneda estadounidense.

Para él, el crecimiento del PIB brasileño se situará este año en alrededor del 7,3%, con una tasa de inflación anual que seguramente no va a superar el 5,2%.

Con respecto al espinoso tema del empleo, que mantiene en vilo a muchos países como es el caso de España, Meirelles confirmó que a pesar de la crisis en Brasil no se detuvo el proceso de generación de trabajo, que permitió crear 15 millones de nuevas plazas laborales desde el 2.003 a la fecha.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies